Apenas un día y medio le han bastado a Georgina Rodríguez (27 años) para comprobar que, al igual que su pareja, Cristiano Ronaldo (36), todo (o casi todo) lo que toca se convierte en éxito. El pasado viernes, 12 de febrero, lanzó al mercado las dos primeras prendas de Om by G, una marca tras las que está la modelo de Huesca. Y de la que ya había dado alguna pista el pasado 24 de enero, advirtiendo que pronto llegaría ese nuevo proyecto en el que se ha embarcado.

Noticias relacionadas

Poco más de 24 horas después, en la web de la marca se podía leer un sould out (vendido) con el que anunciaba que su primera colección cápsula había volado. Tras una cuenta atrás de un par de días, ese 12 de febrero, a las 18 horas, era el momento en el que abría sus puertas virtuales. Y quienes habían realizado la reserva, dejando sus datos de contacto a través de la web, pudieron hacerse con una o con las dos piezas de edición limitada con las que había posado a lo largo de todo el día en su cuenta de Instagram.

Hubo muchos que no llegaron a tiempo, si quiera, a ver esas dos piezas en el catálogo. Se trataba de una sudadera (Ethernal Hoodie) y unos pantalones de chándal (Love Sweats), cada una de ellas, con un precio de 108,95 euros. "Lujosamente suave, la sudadera con capucha OM By G de edición limitada es elegante y cómoda. Su tela de color rojo vivo presenta un exclusivo logotipo OM By G en un acabado perlado blanco. Diseñado cuidadosamente para ser universalmente atractivo, el jersey de peso pesado es una pieza elevada", era la primera de las dos descripciones que ofrecía el site de esta nueva aventura de la de Jaca. Muy similar, la del pantalón, que se aseguraba en la página "se desliza con facilidad para llevarlo de día a noche".

Así se veían las dos piezas de esa colección lanzada por la de Jaca.

Evocando a la pasión a través del color rojo y reflejando una de las actividades que considera imprescidibles en su día a día, como es el deporte, con este chándal tan solo estaba mostrando un aperitivo. Un adelanto de lo que será una colección más amplia que llegará este mes de marzo, de nuevo, a su tienda online. Y ya avisa con un mensaje en su página para que nadie vuelva a quedarse sin el material: "Únase a Om by G VIP y sea el primero en echar un vistazo a nuestra primera colección, y obtenga, próximamente, acceso al producto antes que nadie".

Aprovechando San Valentín y jugando en su cuenta de Instagram con un ramo de rosas rojas, Georgina ha creído apropiado este momento para tantear el terreno y ver cómo respondía el público. Lo cierto es que ha sido un buen termómetro que no ha defraudado a Rodríguez, que no dudaba en agradecer ante sus casi 24 millones de followers la acogida. "Gracias por tanto amor estoy sin palabras", era su escueto mensaje.

Su sueño

Antes de que se cruzara en su camino el delantero portugués, hace cinco años, ella ya soñaba con que su vida laboral estuviese ligada el mundo de la moda. Porque si bien es cierto que su amor comenzó a fraguarse cuando ella era dependienta de una tienda de Prada de la madrileña calle Serrano (desde la que fue trasladada a la boutique que la marca tiene en El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, para protegerla de los fans de CR7), no menos lo es que ya coqueteba con la idea de ejercer de modelo.

'Story' de la cuenta de Georgina anunciando que estaba todo vendido. Instagram.

De hecho, fue esa la idea con la que se desplazó desde la localidad oscense de Jaca hasta Madrid cuando tenía 19 años. Tuvo contacto con alguna agencia de modelo, pero no disponía de tiempo para poder probar suerte mientras trabajaba de dependienta. Una vez asentada su vida al lado de Cristiano, lo que tan solo era su deseo, se materializó.

Ahora, da un paso más con el lanzamiento de su firma. Algo que Ronaldo ya hizo en el pasado. Fue en verano de 2017 cuando el deportista aseguró: "La salida al mercado CR7 Denim es un hito importante en mi vida como emprendedor porque siempre quise tener mi propia marca en una gama de productos que considero esencial para cualquier armario de hombre. Estoy encantado de poder lanzar en el mercado varias opciones que son sobre todo cómodas, elegantes y de muy buena calidad".

Es precisamente el hecho de que su carrera en la moda se viera impulsada cuando comenzó el romance con una de las figuras más destacadas del fútbol mundial lo que ha levantado suspicacias en las redes sociales. La primera sobre si realmente unas prendas tan básicas deben tener un precio tan alto (y justo en medio de una crisis como a la que estamos asistiendo). La segunda, sobre si su éxito se debe, precisamente, a ser la novia de Cristiano

Dos apreciaciones realizadas en Instagram a la que, no cabe duda, harán oídos sordos. Están acostumbrados, una y otro, a estar en el centro de la polémica y a que cada uno de sus pasos se ponga en tela de juicio. Es el precio de la fama: mucho más elevado, en ocasiones, que las prendas exclusivas de una colección cápsula.

[Más información: El rostro de Georgina Rodríguez, en euros: esto es lo que han costado sus retoques]