Con su textura ligera y, en general, rápida absorción este tipo de producto se ha convertido en un must de la rutina diaria. En la actualidad, existe un amplio y variado repertorio de aceites faciales, corporales y capilares.

Noticias relacionadas

Cada uno de ellos está indicado - por sus beneficios - para combatir, frenar o tratar algún problema de la piel o el cabello. Entre este amplio abanico, se han seleccionado siete aceites, con diferentes efectos que buscan conseguir un hueco en tu neceser.

1. Aceite de Coco

El aceite de coco repara la piel dañada. Unsplash

Repara la piel dañada, combate la celulitis, aporta suavidad a la piel y al pelo… Es uno de los aceites más funcionales que existen, junto con el de aguacate.

2. Aceite de Andiroba

Este aceite vegetal es extraído de un árbol procedente de las zonas amazónicas de América del Sur. Tiene propiedades nutritivas, protectoras y calmantes, pero también resulta muy útil para combatir las marcas y las estrías y, además, calma el enrojecimiento de la piel. Los cosméticos que contienen este tipo de aceite en su constitución suelen dejar, tras su aplicación, la piel suave, tonificada y elástica.

3. Aceite de Açai

Es considerado el aceite más antioxidante. Se caracteriza por su combinación de ácidos grasos, vitaminas B3, C y E y, también, posee minerales y aminoácidos esenciales para el correcto desarrollo de las funciones del cuerpo.

Entre sus propiedades destaca que es hidratante, reafirmante, suavizante y destaca su acción antiinflamatorio. Además, de un uso cutáneo, también se puede utilizar a nivel capilar pues hidrata, potencia el brillo y acaba con el encrespamiento que pueda tener la melena.

4. Aceite de cúrcuma

Constituido por diversos compuestos biológicamente activos y antioxidantes, destaca por su capacidad tonificante y lipolítica. Del mismo modo, este aceite protege contra los efectos dañinos de la radiación UV, calma las irritaciones y aumenta la luminosidad de la tez.

5. Aceite de aguacate

El aceite de aguacate tiene múltiples funciones. Unsplash

La versatilidad de este producto lo convierte en un aceite todoterreno. Se obtiene de la pulpa de la fruta, es rico en ácidos grasos y tiene propiedades regeneradoras, por ello, la piel luce más elástica y suave. Al igual que ocurría con el aceite de açai se puede aplicar en el cabello.

Con su aplicación, el pelo se fortalece y estimula su crecimiento. Además, destaca por su capacidad antiage reparando los tejidos cutáneos y fomentando su regeneración.

6. Aceite de babasú

Se extrae de una palmera que crece en el Amazonas. Su particularidad es su alto poder nutritivo y su peculiar textura que hidrata sin dejar esa sensación "pegajosa" en las manos. También funciona como acondicionador del cabello y ayuda a sellar las puntas abiertas y potenciar el brillo de la melena.

7. Aceite de pequi

Este aceite procede de una fruta que crece en la cuenca del Amazonas y es rico en potasio. Protege la oxidación de la piel, manteniéndola firme y luminosa. Además, frena el encrespamiento del pelo aportándole suavidad y brillo.

[Más información: Estos sérums potencian el efecto buena cara y tienen el perfecto resultado antiedad]