Óscar de la Renta ha deslumbrado este lunes entre las paredes de mármol de la histórica Biblioteca Pública de Nueva York con un desfile en el que, al ritmo de la canción del filme Fantasía de Walt Disney, ha presentado elegantes propuestas de fiesta para el otoño-invierno 2020.

Noticias relacionadas

Los diseñadores Laura Kim y Fernando Garcia, directores creativos de la veterana marca, han dispuesto su pasarela en uno de los pasillos del céntrico edificio de Manhattan, que era tan estrecho que las exquisitas telas de los vestidos rozaban las piernas de los asistentes al paso de las modelos.

Los trajes de noche han tenido un protagonismo especial en la nueva colección de Óscar de la Renta.

Fieles al legado glamuroso del dominicano Óscar de la Renta, fallecido en 2014, la pareja de modistos ha deslumbrado sobre todo con sus propuestas para la noche: decenas de vestidos majestuosos que abrazaban la silueta femenina y la embellecían a base de terciopelo, plumas, lentejuelas y adornos metalizados.

La solicitada modelo Bella Hadid (23) ha abierto y cerrado el show, que ha partido con looks para el día a día compuestos de pantalones, suéteres y abrigos de líneas rectas en colores brillantes, y ha ido in crescendo hacia las ocasiones más especiales, para las que han creado vestidos cortos y reveladores, y largos con volumen.

Entre esas piezas ha deslumbrado una túnica plisada con el escote palabra de honor recubierto de plumas, en bronce metalizado; otra recubierta de lentejuelas que parecían dibujar la Noche Estrellada de Van Gogh, con capa de gasa por encima; o un vestido negro con capas y capas de tul en la falda, con estrellas plateadas bordadas.

Los directores creativos de Óscar de la Renta han querido incluir cierta diversidad en el desfile.

También se ha visto el vestido con el que causó sensación este domingo por la noche en la fiesta de los Oscar la actriz Scarlett Johansson (35), pero en una versión en color negro y con terciopelo en la falda, y con un sensual corte a la altura del muslo.

Ha habido cierta diversidad en el desfile: una modelo pelirroja de talla normal, que ha llevado un vestido largo negro con flores estampadas y falda con cola voluminosa, y otra que ha llevado un pañuelo de seda para tapar su cabello y su cuello, vestida con un conjunto de suéter aguamarina y pantalón rosa chillón.

La atención al detalle ha llegado hasta los complementos, entre los que han sobresalido unos minúsculos bolsos en forma de estrella, sujetos por una fina cadena, y sandalias minimalistas de pulsera que dejan el pie prácticamente desnudo.

Para las propuestas de diario, la firma ha apostado por el traje de chaqueta con pantalón o minifalda, los tonos neutros y los estampados de flores, así como el calzado cómodo en forma de botas hasta la rodilla, y los bolsitos rígidos y con forma cuadrada.

El esperado desfile de Óscar de la Renta, el último del día que ha empezado tarde en una noche lluviosa, ha terminado elevando los ánimos de los más de medio millar de asistentes que han aplaudido a los diseñadores cuando se han despedido junto a la modelo Hadid, envuelta en una vistosa capa corta de plumas rojas.

Laura Kim y Fernando Garcia despidiendo el desfile junto a Bella Hadid.

La Semana de la Moda de Nueva York ha cerrado así su antepenúltima jornada, que abrió este lunes por la mañana con el desfile de otra casa de moda de raíces latinas y elegancia emblemática, Carolina Herrera, y ha proseguido con otras firmas conocidas como Zimmerman, Anna Sui o Proenza Schouler. E

[Más información: Feminidad aflorada y texturas en el desfile neoyorquino de Óscar de la Renta]