Atrás quedaron los ojos muy marcados de los años 90 y los labios llamativos de la década de los 2.000. Este año el maquillaje natural es el que triunfa, y Mercadona ha sacado una nueva colección llamada Velvet Nudes. 

Noticias relacionadas

La línea de edición limitada está compuesta por tres pintalabios con acabado mate y de larga duración, y tres lacas de uñas en tonos nude efecto velvet (acabado semimate). Tonos muy naturales que puedes escoger para conseguir el mejor resultado según tu tono de piel.

Juego de labial y laca de Mercadona para pieles claras.

Hay que tener en cuenta que una de las claves para el maquillaje natural es que no haya un gran contraste entre los productos y tu piel, por lo que es importante elegir el tono nude correcto.

La cadena de supermercados de Juan Roig (70) ha dividido los pintalabios en tres tipos: para pieles claras (el 01), medias (el 02) y morenas (el 03). Todos estos productos, con un precio de 4,75 euros, son de larga duración y cuenta con un aplicador labial diseñado con forma de punta de flecha, un detalle que aporta una gran precisión y sencillez en su aplicación. 

Conjunto para piel media de labial y laca de la nueva colección de Mercadona.

La Colección Velvet Nudes de Mercadona se complementa con otros tres tonos de pintauñas que, de nuevo, se clasifican en función de la tonalidad de piel: Laca Velvet número 917 (nude claro), número 916 (nude medio) y número 918 (nude oscuro). 

Estas piezas, además de que solo cuestan 2,95 euros, tienen una textura suave y un acabado semimate cuyo efecto aparece a los pocos minutos de aplicar la laca.

Labial y laca de uñas para pieles morenas.

Un maquillaje perfecto

Conseguir un maquillaje perfecto no es fácil, y para ello hay que seguir una serie de pasos. Primero, hay que elegir una base líquida en vez de crema o mousse, pues son mucho más ligeras y dan al rostro un acabado natural sin tanto maquillaje.

A continuación hay que cubrir la zona de las ojeras, ya que no hay que olvidarse que el objetivo de este proceso es eliminar las imperfecciones. Para ello hay que aplicar un poco de corrector bajo los ojos y en dirección vertical (no con puntos).

El colorete es algo que se tiene que cuidar especialmente, ya que es donde más se suelen notar los maquillajes. Hay que recurrir a un tono durazno en los pómulos y, si se tiene la piel morena, aplicar un rosa pálido. Igual esmero hay que tener con el iluminador, que hay que colocarlo en las mejillas y en la zona T, justo después de aplicar el blush. 

Si se quiere remarcar los ojos, se debe optar por un rímel que de mayor intensidad a la mirada, por sombras claras que no desentonen y por delinear las cejas con un lápiz grueso. 

[Más información: Sérum Sisbela, el cosmético por menos de cinco euros con el que triunfa Mercadona]