Con la llegada del buen tiempo, comienza la temporada de lucir prendas cortas que dejan al descubierto gran parte de nuestra piel. Sin embargo, para aquellos que tengan un tono de piel más blanquecino o que sean auténticos fans del bronceado, este momento puede resultar un problema.

Noticias relacionadas

¿La solución? El autobronceado, una técnica que cada día usan más personas. EL ESTILO te ofrece algunos consejos para conseguir el moreno perfecto con este método. 

1. Exfoliación. 24 horas antes de autobroncearse, es casi obligatorio exfoliarse para eliminar las células muertas y las impurezas, sobre todo en las áreas más rugosas como las rodillas, codos y tobillos. Algunos expertos, además, recomiendan exfoliar cuatro días para devolver la uniformidad al color. 

Escena de Ross de 'Friends' luciendo un moreno falso tras autobroncearse.

2. Hidratación. Una piel bien hidratada siempre tiene beneficios. En el caso del autobronceado, es aconsejable que esté bien hidratado porque contribuye a que el color dure más y quede más uniforme.

3. Depilación. Una de las cosas a tener en cuenta es que, si te depilas con maquinilla, no es recomendable hacerlo en las 48 horas antes de autoborncearse, ya que el producto puede acumularse en el folículo del vello y en la piel terminarán quedando pequeñas motas oscuras.

4. Crema para zonas rugosas. Al igual que es importante exfoliarse bien las zonas rugosas como las rodillas, los codos y los tobillos, es igualmente importante aplicarse crema justo antes de la depilación. Con esto se conseguirá que la piel no absorbe tanto producto y el resultado final sea más uniforme.

5. Texturas para cada piel. Cada tipo de piel requiere unos cuidados definitivos, y el autobronceador no es una excepción. Para las pieles secas es recomendable las cremas y los aceites, mientras que para las pieles grasas lo más útil son las espumas.

[Más información: El 'lifting' se impone a las extensiones de pestañas: así es, paso a paso]