A sus 27 años, Alejandro Gómez Palomo, que huye de los estereotipos y de lo políticamente correcto, está imparable desde que creara su casa de moda, Palomo Spain, en 2016, una trayectoria de poco más de tres años que ahora se plasma en el libro, Palomo Spain, editado por Grijalbo.

Noticias relacionadas

Un ejemplar de 271 páginas que recorren el universo creativo de este cordobés que para algunos resulta irreverente, provocador o excéntrico, y para otros, mágico, sugerente, festivo o maravilloso.

Pero la realidad es que el diseñador tiene un talento creativo que le ha permitido diferenciarse del resto de diseñadores jugando con la tradición, el folclore y la vanguardia, "hago lo que me gusta y me divierte", dice en una entrevista reciente.

Y así, ha formulado un vestir para el hombre con patrones muy pensados, en el que prima la sastrería masculina aliñada con detalles de fantasía femenina como plumas y lentejuelas. ¿El resultado? los palomos, piezas únicas que ahora se recogen en el libro: "Este libro es un auténtico regalo", asegura el andaluz.

"Creo que la gente con mis diseños descubre una vía de escape, choca de frente con la realidad, les resulta divertido". Afirma, a su vez, que se considera un diseñador "humilde y cercano", un "chico de pueblo" que descubrió el gusto por la moda jugando con sus vecinas a las muñecas Barbies.

El diseñador posando con su libro en la mano. Gtres

Su primer libro, dos ediciones como jurado en el programa en televisión Maestros de la costura, seis colecciones, y por si fuera poco, ya forma parte de la historia de la moda al haber expuesto uno de sus trajes en la prestigiosa muestra que el Museo Metropolitano de Nueva York organiza anualmente con motivo de la Met Gala.

Palomo Spain, entre risas, recuerda que siendo niño adoraba ir de compras con su madre. "Era un planazo, me volvía loco, y en el momento que se descuidaba la dependienta le cambiaba el escaparate, vamos se lo transformaba".

La fórmula de su éxito se sustenta en un trabajo sincero, hecho con humildad y constancia, "creyendo en lo que hago y sin mirar fuera", manteniendo su esencia que cada día se empapa del espíritu y el folclore del sur. "Tengo el taller en Posadas, mi pueblo y eso me permite mantener los pies en la tierra, ser cercano y sencillo", resalta.

Ahora, está inmerso en su nuevo trabajo primavera/verano 2020 que presentará en París el próximo 18 -"estoy de los nervios, aún no tengo el sitio elegido"-, una colección en la que primarán prendas con un "patronaje más sofisticado".

[Más información: ¿Qué es el 'efecto Kardashian'? el fenómeno estético que arrasa en Estados Unidos]