Ropa de calidad, que sienta bien, made in en Europa, sin logos y a unos precios imbatibles. Con esa premisa nace CloKing, una marca (sin marca) masculina, que busca colarse en los armarios de los jóvenes de 18 a 98 años. Vestir de los pies a la cabeza como un auténtico gentleman moderno y a la última, es posible gracias a los trajes; chaquetas de piqué; carteras de cuero; corbatas de seda, lana o punto; camisetas casual chic; tirantes; zapatos clásicos de ante o cuero;o  incluso sudaderas de CloKing.

Noticias relacionadas

Pero, sin duda, uno de los complementos que más llaman la atención de esta marca son los gemelos con formas innovadoras, desde avionetas, bicicletas y raquetas de tenis, hasta la máscara de Batman, un cerdito o una langosta.

Colección SS18 de 'CloKing'. CloKing.

Además esta firma está apostando últimamente por un nuevo proyecto: las camisas sin género; para que tanto ellos como ellas puedan disfrutar del confort, materiales nobles, el tacto suave y cortes perfectos con las nuevas camisas de hilo de CloKing. Están a la venta por 34,95 euros y, mientras los hombres pueden llevarlas con los botones desabrochados, por dentro del pantalón o suelta; las mujeres pueden lucirlas con un nudo en la cintura, abierta con una camiseta o por dentro de la falda o el pantalón.

Lo especial de esta marca es que no incluye logotipos en sus prendas para que estas sean la identidad de quien la lleve. "Nuestra intención es crear el armario de cualquier hombre, para cualquier ocasión, con ropa formal e informal, y con un precio asequible para todos los bolsillos. Pero además, creemos que este armario tiene que estar hecho de tu ropa, tu identidad, y no lleno de logotipos. Por eso CloKing se lleva por dentro, pero nunca se ve por fuera", declara Ymelda Bilbao, directora de Marketing y Desarrollo de la firma.

Las camisas unisex de 'Cloking'. CloKing.

Detrás de esta iniciativa están seis jóvenes emprendedores de entre 21 y 30 años, que unió Borja Mesa-Jareño, quien se dedica a las finanzas, pero desde pequeño se interesó por el mundo de la moda. Él mismo cambiaba sus prendas, las moldeaba a su gusto. Tras varios años con la idea y con el impulso de tener ropa de hombre de calidad y a buen precio, decidió crear CloKing con ayuda de 5 amigos que entre ellos no se conocían pero que actualmente se sienten como una familia.

Tras 3 años visitando 2.000 fábricas en Europa, hace 4 meses consiguieron tener los proveedores, los materiales y el concepto de CloKing -Clo, de clothes (ropa) + King (rey)- listo para comenzar a vender online, su principal punto de venta. Han abierto una pequeña tienda a modo de showroom por la demanda de poder probarse los trajes y los zapatos, pero no pretenden tener varias tiendas ni una muy grande, prefieren vender por internet.

[Más información: La galaxia inspira la nueva colección de Karl Lagerfeld]