Carlota Casiraghi (31 años), la segunda hija de la princesa Carolina de Mónaco (61) y el difunto Stéfano Casiraghi, ha decidido aventurarse en un nuevo proyecto y se ha estrenado en el diseño de joyas. La aristócrata ha colaborado con la firma alemana Montblanc, de la que es embajadora. ¿El resultado? La colección Les Aimants compuesta por diseños en los que prima la sencillez y las formas redondas.

Noticias relacionadas

Los diseños de Carlota están realizados en plata y entre ellos se encuentran anillos, brazaletes y un collar. Este último tiene un precio de 630 euros, está realizado en plata y resina preciosa que "evoca los contrastes característicos de la mujer contemporánea", explica la propia web. 

El anillo diseñado por Carlota. Montblanc.

Otro de sus productos es un anillo (la mayoría de los diseños de la princesa son anillos) de 335 euros. Este, realizado en plata y resina, también persigue los objetivos del collar y pretende celebrar la libertad de la mujer para "explorar, elegir, personalizar y divertirse". 

La princesa se aventuró, además, con un brazalete de 580 euros. Se trata de un complemento con forma circular con partes de plata y otra de resina preciosa que consigue un efecto similar al mármol. En esta ocasión la joya pretende mostrar "las combinaciones infinitas que surgen de la atracción de los polos opuestos". 

[Más información: Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam esperan su primer hijo en común]