La influencer Alexis Sharkey ha sido hallada sin vida en Houston (Texas), después de varios días desaparecida. El cuerpo de Sharkey, experta en belleza y lifestyle, ha aparecido en una carretera, sin ropa y sin signos evidentes de violencia. Según las autoridades, en su cuerpo no hay heridas visibles, por lo que la causa de su muerte aún es desconocida. 

Noticias relacionadas

Su madre, Stacey Clark Robinault, ha comunicado el trágico desenlace a través de un comunicado: "Con el corazón completamente roto Mike y yo os hacemos saber a todos que han encontrado el cuerpo de Lexi". Días después, una vez hallado el cuerpo, aseguró, deshecha: "Creo que fue asesinada. Por lo que he podido reunir, así como por el instinto de una madre. Aprendí muy joven como madre a confiar en mi instinto". 

En una reciente entrevista, la madre ha reconocido lo que sigue: "Es doloroso para alguien tan brillante y que tenía tanto por ofrecer... simplemente irse. No sé por qué. La horrible naturaleza de sus últimos momentos deben haber sido... ni siquiera puedo mencionarlos". Fue ella quien alzó la voz de alarma para pedir ayuda a los miles de seguidores de su hija tras haber pasado las 24 horas de rigor sin tener noticias de Sharkey. Al comprobar que no contestaba las llamadas ni le llegaban los mensajes, sus familiares comenzaron a preocuparse. Sobre todo, porque Alexis siempre estaba pendiente del teléfono móvil. 

La última información que se conoce sobre el paradero de Alexis Sharkey es la que ha proporcionado una de sus íntimas amigas, quien ha asegurado que la instagramer había estado con ella el Día de Acción de Gracias. El marido de la víctima, Tom Sharkey, de 49 años, con el que se había casado recientemente, fue quien confirmó la desaparición de Alexis. El pasado sábado un empleado de obras públicas se topó con el cuerpo sin vida de la influencer en una cuneta. Según las sospechas que se barajan, el cuerpo habría estado allí durante toda la noche.

La familia ha querido agradecer las muestras de cariño recibidas, así como la atención dispensada en estas trágicas horas: "¡No sabemos por dónde empezar a agradeceros a todos vuestro amor y las amables palabras que habéis tenido con nuestra familia! ¡Te extrañaremos, amor!". El cuerpo de la influencer aún está pendiente de una autopsia por parte del Instituto de Ciencias Forenses del Condado de Harris

Sharkey y Tom vivían en el noroeste de Houston. Los dos se habían mudado a esa zona recientemente, poco después de su bodaAlexis era una persona muy familiar, se había graduado en la universidad en una especialidad en biología y su vida como influencer fluía y todo le iba bien, según su entorno. Estaba especializada, además, en el cuidado de la piel y el cabello. Era feliz y le gustaba viajar, como ha recordado su doliente madre: "Aunque somos de un pueblo pequeño y le encanta volver a casa, siempre quiso ver el mundo". Ahora, la familia solo puede esperar los resultados de la autopsia. 

[Más información: Filtran cómo murió la 'influencer' Celia Fuentes]