Anna Wintour (70 años), la editora en jefe de Vogue USA, y su marido, el millonario inversor de telecomunicaciones Shelby Bryan (74), se han separado después de más de 20 años de relación, según han informado este jueves los medios locales de Nueva York. 

Noticias relacionadas

Según el diario Page Six, que anteriormente ya había informado de que la pareja no atravesaba por un buen momento, se desconoce exactamente qué es lo que ha causado la ruptura definitiva.

Anna Wintour y Shelby Bryan paseando por las calles de Nueva York. Gtres

Mientras algunos medios apuntan a la posible vuelta de Bryan con su exmujer, Katherine Bryan, otros señalan simplemente a la erosión de la relación con el tiempo, que empeoró notablemente después de revelarse que el magnate debía alrededor de 1,2 millones de dólares en impuestos. 

"Ese fue el principio del fin", dijo una fuente anónima al ya citado medio, que señala que para la editora, esta situación ha sido insostenible desde que fue de dominio público. "Él comenzó a ser una carga", agregó.

Wintour y Bryan se conocieron en un evento de gala para recaudar fondos para el Ballet de Nueva York en 1997, cuando ambos aun estaban casados con otros cónyuges: la gurú de la moda era pareja del psiquiatra David Shaffer (84), con quien tuvo dos hijos, y el millonario estaba con su segunda esposa Katherine Bryan.

No fue hasta 1998 cuando comenzaron a surgir rumores de la relación entre ambos, puesto que Wintour siempre ha sido muy discreta con su vida privada, algo de lo que habló brevemente en un artículo en el Nueva York Magazine en 1999.

Anne Wintour y Shelby Bryan se conocieron en 1997, cuando ambos estaban casados. Gtres

"Hay ciertas cosas sobre las que nadie quiere leer en los tabloides. Sabes que tus amigos y tu familia tienen una visión, y que el mundo exterior tiene otra, y eso es simplemente algo en lo que no te enfocas", llegó a decir Wintour durante una entrevista en la que le preguntaron por la exposición de su vida privada.

Icono y referente 

A sus 70 años, Anna Wintour continua siendo la mujer más influyente en el mundo de la moda. Un 'reinado' que viene perdurando desde hace décadas y que la ha convertido en todo un icono de estilo, incluso para aquellos que no leen su revista y pese al hermetismo y misterio que siempre la rodea.

Una apariencia impecable, su mirada oculta tras unas gafas negras y su corte de pelo al estilo bob, han contribuido, aún más, para que Wintour sea hoy todo en un mito en el mundo de la moda. Logro que lleva detrás años de esfuerzo, trabajo y absoluta dedicación.

Anna Wintour en la Met Gala del año 2019.

Cada día se despierta entre las 4:00 y 5:30 horas, lee la prensa, juega al tenis, desayuna un café de Starbucks y se encamina sobre las ocho a las oficinas de Vogue para dirigir la revista de moda más importante del mundo. Una rutina que ha seguido escrupulosamente en los 30 años que lleva al mando de la publicación.

Cada uno de los detalles que se plasman en la revista son publicados por la editora jefe, lo que convierten cada publicación en su visión del momento. "Vogue es la revista de Anna, ella es quien la firma. Sería correcto considerarla como la papisa", afirmo Candy Pratts, directora ejecutiva de Moda en Vogue USA, en el documental The September Issue.

[Más información: Anna Wintour, 70 años de la mujer más poderosa del mundo de la moda]