La capacidad de Paulina Rubio (48 años) para cuidar a su hijo, Andrea Nicolás, está volviendo a ser cuestionada por su exmarido, Nicolás Vallejo-Nágera (48), a raíz del polémico vídeo en el que la artista aparecía con una actitud perdida y desorientada, que mucho achacaban al abuso del alcohol y de sustancias estupefacientes. 

Noticias relacionadas

Un vídeo que incluso fue un tema de debate en el juicio que tienen abierto Rubio y Vallejo-Nágera para dirimir la custodia del hijo que tienen en común, después de que el juez Spencer Multack llegase a cuestionar la actitud de la artista y señalar que le preocupaba la posibilidad de que la mexicana tomara sustancias ilícitas en presencia del menor.

Un tema polémico que el abogado de la artista ha querido zanjar mediante la presentación de una prueba de drogas que aclare todas las dudas que puedan surgir sobre este asunto. Así, el letrado señaló que Rubio se sometió de manera voluntaria el pasado 8 de mayo a una prueba de nueve sustancias ilícitas y controladas, en el que dio negativo a ocho de estas. 

"Es un panel de nueve distintas sustancias y la única que salió fue el THC. Puede salir alcohol, cocaína y un sinfín de sustancias controladas, pero en el caso de ella aclaremos que no fue así y tomó lugar (la prueba) un día después de la audiencia del 7 de mayo", explicó Sandra Hoyos, experta legal del programa mexicano Ventaneando. 

"De acuerdo con los resultados, no se pudo comprobar que Paulina había consumido cocaína o algún tipo de droga ilegal y su abogado advirtió que había consumido THC, marihuana, en una actuación en febrero en California, en un estado donde es permisible consumirlo y no es considerado una sustancia controlada. [...]", aseguró.

"El abogado dijo que ella reconoce que el consumo sucedió y que este ocurrió fuera de la presencia de su hijo menor", añadió en relación al análisis de un pelo de la artista. 

Paulina Rubio en su actuación en 'MQB All Stars!' Gtres

La presentación de una información a la que no se opuso su exmarido: "Sorprendentemente, Vallejo-Nágera no quiso interponer ninguna objeción y sus abogados tampoco lo hicieron", comentó Hoyos. El que sí se pronunció fue el juez, que se mostró aliviado al comprobar que la intérprete no consume drogas frente al niño.

El examen de drogas al que se ha sometido Paulina Rubio es un paso hacia el lavado de su imagen, pero el juez Spencer Multack considera que todavía hay que esclarecer las denuncias de abuso que Colate interpuso contra la mexicana, a raíz de los supuestos malos tratos que habría ejercido contra su hijo. 

Considera que Andrea Nicolás todavía necesita una guardiana, e incluso podría pedir que la artista se someta a un examen psicológico para corroborar que no padece ningún tipo de enfermedad mental. Será el 22 julio cuando la pareja se vuelva a reunir para discutir la realización de dicha prueba y la concesión de diversas entrevistas por parte del empresario.

La abogada consultada por Ventaneando mencionó, además, que en caso de que Paulina se someta a una prueba psicológica, también podría exigirse esta medida para su exmarido.

Colate afirma estar cansado de la batalla judicial contra Paulina Rubio.

La disputa de los padres en torno a la custodia de Andrea-Nicolás comenzó a principios del pasado mes de mayo, cuando Vallejo-Nágera se presentó ante el juzgado número 11 de Miami, Florida para solicitar la custodia completa del pequeño porque, según el empresario español, vive en un "ambiente tóxico y violento". Señaló que su hijo sufre de maltrato por parte de su madre, su abuela y su tío, por lo que ya presenta cuadros de ansiedad, náuseas y vómitos.

Durante la primera audiencia extraordinaria, Colate presentó diversas pruebas de la conducta de su exesposa, pero como no contó con representación legal para reforzar sus argumentos, el juez determinó que ambos tendrían que continuar con la custodia compartida. Así, el juez Spencer Multack falló a favor de Paulina Rubio y le permitió continuar conviviendo con su hijo de 10 años.

Tanto Rubio como Vallejo deberán retomar su régimen de visitas, en las que podrán comunicarse con el menor de edad a las 19:00 horas diario sin la intervención del otro. "El Tribunal no encuentra motivos para suspender los derechos de la demandada. Tampoco considera que el niño tenga un daño eminente. Por lo tanto se deniega la petición del padre", sentenció entonces Multack.

[Más información: Paulina Rubio gana a Colate en los tribunales y consigue la custodia compartida de su hijo]