Su vida podría inspirar cualquier guion de cine: drogas, infidelidades, tríos, violaciones...Un cóctel explosivo que incorporó Demi Moore (57 años) a sus memorias Inside Out. Una autobiografía desgarradora y sincera, dedicada a sus tres hijas y su madre, donde saca a la luz los hechos que más marcaron su existencia: desde su matrimonio con Bruce Willis (64), su infancia, la relación tóxica que mantuvo con Ashton Kutcher (41) hasta la violación que sufrió con tan solo 15 años. De este último episodio se ha desvelado la identidad del individuo que se sobrepasó con ella. 

Noticias relacionadas

"Su verdadero nombre era Basil y su apodo siempre fue Val. Era una especie de socio mío desde 1974. Tenía mucho dinero", declaró a The Sun George Germanides, copropietario del restaurante Mirabelle. Según Moore, lo conoció con su madre en un restaurante a finales de los 70 y a partir de ahí él comenzó a aparecer en su escuela hasta que un día se lo encontró en su apartamento y la violó.

Demi Moore, por las calles de Nueva York. Gtres

Después de su lanzamiento, las memorias de Moore alcanzaron el puesto número 1 en la lista de best-sellers de no ficción del New York Times. De hecho, la actriz continúa promocionando su libro en los principales platós estadounidenses. Por el momento, no tiene previsto estrenar ninguna película. Su último y único film del año pasado fue Corporate Animals.   

En los últimas apariciones públicas, Demi ha lucido mucho más delgada. El National Enquirer ha informado que la actriz está "empeñada en relanzar su carrera" y  "obsesionada con la imagen".

Demi Moore, a finales del año pasado, en un evento. Gtres

La violación que padeció en su adolescencia no es la única secuela que ha marcado a Moore. Su relación con el protagonista de Dos hombres y medio fue de lo más polémica. Al parecer, el actor le obligó a practicar tríos sexuales. "Fue un error y fue la excusa perfecta que utilizó Kutcher para mantener relaciones sexuales con otras mujeres", comenta en las páginas de su libro. Un error que le llevó a caer en la bebida.

"Estaba a punto de presionar el botón para publicar un tuit realmente sarcástico. Luego vi a mi hijo, a mi hija y a mi mujer y lo borré", escribía Kutcher en tono irónico en su perfil de Twitter al conocer el contenido del polémico libro. Posteriormente, el estadounidense hacía público su número de teléfono en las redes y pedía a sus seguidores que le escribieran para conocer la verdad. Dos mensajes que sus fans interpretaron como una respuesta sutil a las declaraciones de Demi sobre los supuestos motivos que le llevaron a terminar con el matrimonio. 

Demi y Asthon, en una alfombra roja. Gtres

La relación de Asthon y Moore tuvo un comienzo un tanto polémico. La diferencia de edad entre ellos fue cuestionada por los principales tabloides británicos. Sin embargo, contra todo pronóstico, la pareja se casaban dos años después de que empezaran a salir. Una historia de amor que se desmoronó y acabo en divorcio en noviembre de 2011, tras nueve años juntos. 

"Con gran tristeza he decidido terminar mi matrimonio de seis años con Ashton. Como mujer, como madre y como esposa hay ciertos valores y votos que mantengo como sagrados y es en este espíritu que he decidido seguir adelante con mi vida", confesaba por aquel entonces. Uno de los detonantes de la relación fue la pérdida de una hija que esperaban a los seis meses de embarazo y también los tríos que practicó con el intérprete con el fin de avivar su tormentosa historia de amor. "Debido a que habíamos traído a un tercero a nuestra relación las líneas se habían difuminado y, hasta cierto punto, justificó lo que había hecho", confesaba. 

El actor y Demi Moore, en un acto público. Gtres

Adicciones y trastornos alimenticios

La separación hizo que Demi Moore cayera en una profunda depresión y espiral de drogas. De hecho, la intérprete de Ghost acabó en el hospital por una sobredosis por drogas de diseño: "Me estaba desmoronando. Ya no tenía carrera. Ni una relación. Lo siguiente que recuerdo es que todo se volvió borroso y me podía ver a mí misma desde fuera. Estaba flotando fuera de mi cuerpo en colores que se arremolinaban y parecía que quizás era mi oportunidad: sentí que podía dejar atrás el dolor y la vergüenza de mi vida".

Su primer toma de contacto con el mundo de las drogas fue con su madre Virginia King, que fue alcohólica, y solía llevarla con ella a los bares, donde el hombre que le violó se pudo haber fijado en ella. Además de un padre ausente, Moore confesaba que tuvo que sobrevivir al largo historial de arrestos de su madre por conducir ebria e, incluso, varios intentos de suicidio. "Recuerdo usar mis dedos, mis pequeños dedos de niña, para sacarle de la boca las pastillas que mi madre estaba intentando tomarse. Mi infancia ya había terminado entonces, porque hay un momento en que cambia la vida", cuenta en su libro.

Demi Moore, en una alfombra roja. Gtres

A los 19 años, tras su incursión en la pequeña pantalla en la serie Hospital General, la intérprete se refugió en el alcohol y en las drogas, teniendo que ingresar en varias ocasiones en centros de rehabilitación. 

Las adicciones le llevaron a padecer diversos trastornos alimenticios. "Durante años estuve en espiral, en un camino de verdadera autodestrucción", confesaba el pasado año sobre sus problemas al recoger el premio a 'Mujer del Año' por una organización para mujeres que ayudan con abuso de sustancias y alcohol.

[Más información: Sale a la luz el nombre del hombre que violó a Demi Moore cuando tenía 15 años]