Shannon Lee (50 años), hija del maestro del cine de acción y de las artes marciales Bruce Lee, ha demandado a la cadena china de restaurantes Kungfu por utilizar sin permiso la imagen de su padre como logotipo, tal y como ha informado el portal de noticias estatal China.org.cn.

Noticias relacionadas

La demandante -fundadora de Bruce Lee Enterprises, empresa propietaria de los derechos de imagen de Bruce Lee- exige el pago de 210 millones de yuanes -30 millones de dólares, 27 millones de euros- y la publicación en medios de una nota aclaratoria en la que aseguren que no tienen nada que ver con el legendario actor, fallecido en 1973.

Shannon, en un homenaje a su padre en 2013. Gtres

Los tres logotipos que Kungfu -cadena conocida en China como Real Kungfu, fundada en 1990 y que cuenta con más de 600 establecimientos en el país asiático- ha utilizado desde 2004 muestran a un hombre con un jersey amarillo y posturas de kung-fu similares a las empleadas por Lee en fotogramas de algunas de sus películas.

El caso, en el tribunal de Shanghái

La cadena de restaurantes publicó un comunicado en su cuenta oficial de Weibo -el equivalente chino de Twitter- en el que asegura sentirse "perpleja" y, aunque reconoce que ya hubo disputas en el pasado sobre si su logotipo infringía derechos de autor, "nunca se ha determinado" que sea así.

"Estamos muy sorprendidos de que se nos demande después de tantos años, y estamos analizando activamente el caso para responder a la demanda", apunta el texto, que asegura que su logotipo cuenta con el visto bueno de las autoridades.

Según la prensa china, Shannon Lee ya había intentado demandar a Kungfu en 2010, y aunque la Oficina de Marcas Registradas de China reconoció que los herederos de Bruce Lee eran los propietarios de los derechos de explotación de su marca, el caso no siguió adelante. La única hija viva del actor -su hijo Brandon falleció en 1993- criticó a finales de julio al director Quentin Tarantino (56) por el retrato que hizo de su padre en la película Érase una vez en... Hollywood -Once Upon A Time In... Hollywood, título original en inglés-.

En esa película, Lee aparece como personaje secundario y se le caricaturiza como un fanfarrón que alardea constantemente de sus habilidades como luchador. La demanda de Shannon Lee contra los restaurantes Kungfu no es la primera ocasión en la que famosos extranjeros litigan en China para proteger sus derechos de autor.

Según recordó recientemente el portal de noticias Sixth Tone, el baloncestista Michael Jordan demandó en 2012 a una marca de ropa deportiva china por utilizar un logotipo similar al de su línea de productos para Nike, iniciando un proceso legal que se saldó con victoria para el estadounidense en 2016.

[Más información: Jane Fonda, arrestada por quinta vez en Washington por protestar contra el cambio climático]