Hace unos días, Melanie Griffith (62 años) preocupaba a sus seguidores por numerosos hematomas en sus manos. Ahora, la ex mujer de Antonio Banderas (59) ha sorprendido con un nuevo aspecto mucho más rejuvenecedor y con evidentes cambios físicos que han mejorado gracias al bisturí. La actriz ha vuelto, una vez más, a pasar por el quirófano de cara a las Navidades. 

Noticias relacionadas

La intérprete ha sido fotografiada mientras paseaba por las calles de Beverly Hills, California, con el rostro visiblemente enrojecido y bastante cambiada en comparación con sus últimas apariciones públicas. JALEOS ha contactado con Miguel de la Peña, director médico de Clínicas Diego de León. Según este especialista, Melanie ha apostado por naturalizar sus facciones, después de los últimos cambios tan radicales provocados por anteriores cirugías muy agresivas. 

Melanie paseando. Gtres

La actriz se ha retocado, de nuevo, la nariz: Melanie habría vuelto a pasar por quirófano para realizarse una rinoplastia y una deconstrucción del lifting anterior. Si comparamos sus apariciones de 2018 -en las que nos sorprendía con un rostro prácticamente desfigurado- con las últimas imágenes de ella, es evidente que la actriz ha intentado revertir estos resultados. 

"Con la deconstrucción del lifting, el equipo médico habría intentado relajar a través de las anteriores suturas la tensión de la piel. Ahora mismo el resultado es mucho más natural y le ha devuelto su capacidad expresiva. Esta intervención le habría costado unos 8.000 euros", ha comentado el especialista.

Melanie, en Hollywood con varios hematomas en sus manos. Gtres

Con la nueva rinoplastia ha logrado mejorar la forma de la nariz, tanto el caballete- o más conocido como el perfil de la nariz-, como la punta de la nariz y las aletas. Ha conseguido estilizarla, modelarla y hacerla más proporcional. Una operación que le habría salido por una cuantía desorbitada:"Le habría costado 5.500 euros, algo más cara de lo habitual por tratarse de una rinoplastia secundaria o terciaria, es decir, las que se realizan para corregir, mejorar o cambiar. cirugías anteriores".

En la misma línea, también habría extraído los implantes de pómulos que le provocaban unas mejillas demasiado exageradas, prominentes, innaturales. Dicha extracción puede provocar flacidez en la piel debido a la pérdida de volumen. Ahora, sus pómulos aparecen marcados pero más naturales "debido a que habría recurrido a un relleno y marcación de pómulos con ácido hialurónico. Esta sustancia se reabsorbe con el paso del tiempo y tendría que volver a realizarse el tratamiento al cabo de los siete u ocho meses dos veces al año". 

La extracción le habría costado unos 2.400 euros y el relleno de pómulos con ácido hialurónico o cualquier otra sustancia natural reabsorbible unos 350 euros. También habría utilizado esta misma sustancia para intentar disimular las líneas de expresión del surco nasogeniano, aquellas que van desde ambos extremos de la nariz a la comisura de los labios. Un retoque que le habría costado 450 euros. 

Melanie Griffith, en una de sus últimas apariciones públicas. Gtres

Aprovechando su paso por el quirófano, también eliminó el código de barras con el mismo procedimiento, gracias a microinfiltraciones de ácido hialurónico. "Ha rematado la puesta a punto del tercio inferior del rostro con un relleno de labios de ácido hialurónico, con el que ha conseguido aportar volumen y delinear la forma, es decir, perfilar ambos labios. Además, ha aprovechado este mismo tratamiento para marcar el arco de cupido y provocar el efecto corazón", ha comentado el doctor Miguel de la Peña. Le habría costado 800 euros. 

La apariencia de la frente también se ve más joven. El entrecejo y las patas de gallo también las habría disimulado con una sesión de botox completo, con la que consigue relajar los músculos faciales y evitar la apariencia de líneas de expresión y arrugas. Le habría costado 400 euros.

Melanie Griffith, el año pasado, en un evento. GTRES

En total, la intérprete se habría gastado en total unos 15.500 euros en intervenciones estéticas. En esta ocasión, la actriz parece que ha pasado por quirófano para mejorar su aspecto, no por motivos de salud como hizo en 2017. Melanie se sometía a varias intervenciones para acabar con un carcinoma en la nariz.

[Más información: Melanie Griffith y su inesperado gesto de amor hacia Antonio Banderas]