Hoy puede ser un gran día para Justin Bieber (25 años) y Hailey Baldwin (22), ya que es el día en el que se volverán a dar el 'Sí, quiero', celebrando una ceremonia religiosa después de que el pasado año contrajeran matrimonio por lo civil en un juzgado de Nueva York.

Noticias relacionadas

El cantante ha compartido estos días en Instagram fotografías del día en que conoció a su esposa, cuando ella era fan del entonces debutante artista y acudió a uno de sus conciertos. El cantante ha acompañado las imágenes con románticos textos como "Mi mujer y yo donde empezó todo", o palabras de agradecimiento a sus suegros: "Gracias por dejar a vuestra hija casarse con un salvaje como yo".

Esta nueva ceremonia tendrá lugar en un lujoso complejo hotelero de Carolina del Sur donde los invitados han pasado todo el fin de semana, según informa la revista People. De esta manera, la pareja podrá celebrar su matrimonio junto a sus familiares y amigos después de la boda civil de hace justo un año, la cual realizaron en secreto e hicieron pública meses después.

El hotel que acogerá el evento tiene 8.000 hectáreas de terreno entre los que se encuentran dos preciosas capillas, en una de las cuales -la más grande, con capacidad para 185 personas- tendrá lugar el acto religioso. Además, el idílico entorno cuenta con dos salas de baile, lagos, piscinas, campos de golf y acceso privado a un río.

La segunda boda ha sido muy esperada para la pareja, pues se han visto obligados a posponerla en varias ocasiones por los problemas de salud del cantante, que ha hablado abiertamente de sus problemas con el alcohol y las drogas y su posterior depresión.

El coste de la celebración se estima en unos 250.000 dólares, según publica el diario británico The Daily Mail. Las habitaciones del hotel cuestan entre 290 y 1.600 euros por noche, mientras que los novios se alojarán en una residencia privada ajena al hotel.

La capilla donde tendrá lugar la ceremonia religiosa. Instagram

Lo cierto es tanto Justin como Hailey no dudan en profesarse públicamente su amor, compartiendo constantemente en con sus seguidores en redes sociales imágenes románticas de sus vivencias juntos. De hecho, antes de hacer oficial su matrimonio, ella se cambió su nombre en Instagram para pasar a llamarse '@Haileybieber', uno de los detalles que hizo saltar todas los rumores sobre la boda secreta que habían celebrado y que el propio Bieber acabaría confirmando también a través de su perfil en esta red.

[Más información: Justin Bieber y Hailey Baldwin, más juntos que nunca en mitad de los problemas]