Asma al Asad (43 años), esposa del presidente sirio, Bachar al Asad (53), ha anunciado que ha superado "completamente" el cáncer de mama que le fue diagnosticado hace un año.

Noticias relacionadas

"Mi viaje se ha acabado con todo su dolor, fatiga, sus aspectos negativos e incluso positivos; gracias a Dios se ha acabado (...) He vencido al cáncer completamente", ha indicado en una entrevista con la televisión siria difundida por la agencia estatal SANA.

Asma al Asad comunicó hace un año que le detectaron un cáncer de mama.

La esposa del líder sirio ha asegurado que los tratamientos a los que se ha tenido que someter para combatir esta enfermedad la dejaban "físicamente agotada". Ha destacado el apoyo recibido por parte de sus padres, sus hijos y, sobre todo, su esposo que ha estado "a su lado durante esta dura prueba". 

El cáncer le fue detectado cuando se encontraba en una etapa inicial, ya que se sometía regularmente a chequeos médicos. Una forma de actuar que ella misma defendió en varias ocasiones como activista en favor de los programas de detección temprana de la enfermedad.

La noticia se dio a conocer hace un año, a través de un mensaje en Twitter de la Presidencia de Siria. "Con fuerza, confianza y fe, Asma al-Assad comienza la etapa inicial del tratamiento contra el tumor maligno que tiene en el pecho y que ha sido descubierto en una etapa temprana", aseguraron.

En ese momento le quisieron desear una pronta recuperación y mostrar una fotografía de Asma sentada en una silla, vestida de forma sencilla, con unos pantalones vaqueros y una camiseta, conectada a un tubo de administración intravenosa y más delgada de lo habitual.

Bachar al Asad ha acompañado a Asma durante toda su enfermedad.

El mandatario sirio aparece a su lado sentado en otra silla, en una sencilla y pequeña habitación de hospital, y ambos no miran directamente a la cámara, sino que están retratados de perfil y sonriéndose de forma cariñosa.

En numerosas ocasiones, desde el comienzo de la guerra en Siria en 2011, se ha rumoreado que la esposa de Al Asad había abandonado el país por motivos de seguridad e, incluso, cuando estalló el conflicto se apuntó a la posibilidad de que había dejado a su marido porque se oponía al conflicto. 

Estas especulaciones se debían a que Asma una de las figuras más reconocibles del régimen tanto a nivel nacional como internacional, y era habitual verla en multitud de actos y eventos oficiales. 

Sin embargo, ha permanecido junto a su esposo durante todo el conflicto y ha mostrado su apoyo al presidente en numerosos actos públicos.

Asma nació en el Reino Unido y se trasladó a vivir a Damasco a finales de 2000 para casarse con Bachar, con el que tiene tres hijos.

[Más información: Asma al-Assad, mujer del presidente sirio, sufre cáncer de mama]