Se vende hotel. ¿Su precio? 600 millones de dólares. Y es que no es un establecimiento cualquiera. El icónico Hotel Plaza de Nueva York cambia de manos tras una transacción de 600 millones de dólares. Sus actuales dueños, los representantes de la empresa Sahara Group han conseguido el objetivo por el que llevaban años luchando. Sus nuevos propietarios son Shall Khan, fundador de White City Ventures (empresa con sede en Dubai) y Kamran Hakim, de Hakim Organization, empresario inmobiliario de Nueva York. Ambos han afirmado que "el Hotel Plaza es un lugar único pero nadie ha hecho de él una marca mundial". El contrato de compra-venta se firmará el próximo 25 de junio.

Noticias relacionadas

"Hemos trabajado durante más de tres años y medio para llegar hasta este punto, estamos deseando cerrar la operación", ha declarado Khan a Bloomberg. Según ha publicado el digital The Real Deal, "sus propietarios están en conversaciones con el conglomerado de marcas de lujo LVMH sobre nuevos negocios en el edificio. Las firmas de venta de LVMH incluyen Louis Vuitton, Fendi, Marc Jacobs, Dior y Bulgari, entre otras". No se descarta la posibilidad de que el titán español de las fianzas, Amancio Ortega (82 años) pose sus ojos sobre un córner del hotel. Apenas unos números más arriba en la misma Quinta Avenida posee una de los Zara más imponentes del mundo. 

En 1988, el Plaza fue adquirido por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump (71), que desembolsó por él algo más de 390 millones de euros. Sin embargo, en 1992 se deshizo del inmueble al caer en bancarrota. En esos cuatro años, Trump sacó a relucir (una vez más) sus ganas de protagonismo y permitió que grabasen la segunda parte de Home Alone 2: Lost in New York ('Solo en casa 2') con Macaulay Culkin (37) como protagonista con una condición: él debía a aparecer en una escena, teniendo además su propia línea de texto en el guión. Y no solo sirvió como escenario para el citado film sino para casi treinta más. El Hotel Plaza de Nueva York es uno de los edificios más emblemáticos de la isla de Manhattan, todo un must para el turista a la hora de visitar la Gran Manzana.