Lo ha vuelto a hacer. Heidi Klum (44 años) ha sorprendido una vez más con su disfraz de Halloween de hombre lobo. La modelo ha elegido como temática el videoclip de Thriller del mismísimo Michael Jackson y, con un grupo de muertos vivientes, ha llegado a su fiesta anual de disfraces. Se cumplen 35 años de la publicación de uno de los álbumes míticos de la historia de la música pop y ella ha querido hacer su particular homenaje.

Noticias relacionadas

Teniendo en cuenta su historial en la noche del 31 de octubre parecía casi imposible que fuera a superarse, pero lo ha conseguido. La alemana estaba totalmente irreconocible e incluso se ha atrevido con los pasos del rey del pop, ya que en medio de una de las vías de Nueva York han recreado el famoso tema.

Como viene siendo habitual en ella, Heidi Klum había ido dejando unos días antes algunas pistas sobre sus disfraz en su cuenta de Instagram. Una especie de cuenta atrás, donde va mostrando todas las partes del proceso de transformación hasta el espectacular resultado final. "No va a ser un disfraz sencillo de ponerse, pero tengo a una gente maravillosa trabajando en las prótesis que voy a llevar", reveló en el programa Late Night with Seth Meyers. “Voy a pasar seis horas pegándome cosas al cuerpo".

La top internacional es una de las personas que más intensamente vive esta noche. Tiene incluso su propia fiesta de disfraces que cada año celebra en la ciudad de Nueva York y un hastag propio #HeidiHalloween.

En otras ediciones de la popular celebración, se ha caracterizado de anciana, ha hecho clones de ella misma y se ha metido en la piel de Jessica Rabbit con interpretación incluida de la mítica canción Why don't you do right, tema que cantaba en la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?. 

[Más información: Heidi Klum de cuerpo humano o Jennifer López de calavera... los mejores disfraces de Halloween]

Pero sin duda alguna uno de los más impactantes fue cuando se disfrazó de cuerpo humano sin piel. La modelo entró tumbada sobre una camilla, cubierta por una sábana blanca y transportada por dos enfermeros cubiertos de sangre, como si de un cadáver se tratara. Fue en Halloween de 2011.

Heidi Klum de cuerpo humano sin piel.