Kim Kardshian (36 años) quiere volver a ser madre de nuevo. La celebrity y su esposo el cantante Kanye West (40) van a ampliar la familia con un tercer hijo que tendrán por gestación subrogada. El portal de noticias TMZ ha publicado en exclusiva las cláusulas del contrato que han firmado con la agencia que les pondrá en contacto con la madre gestante. Primero de todo, los futuros padres están obligados a depositar una cantidad de 61.000 euros. Además tendrán que desembolsar un total de 40.000 euros distribuidos en 10 mensualidades, lo que se resume en un total de 4.000 euros al mes.

Noticias relacionadas

Kim kardashian y su marido Kanye West. Instagram

El contrato también recoge las exigencias que deberá cumplir la mujer que llevará en su vientre al bebé de Kardashian:

No podrá beber, ni fumar ni consumir drogas durante el embarazo.

- Se comprometerá a limitar las actividades sexuales en las semanas previas a la gestación. Renunciará a ellas durante tres semanas después de la implantación del embrión.

- No podrá entrar en jacuzzis y saunas.

- No podrá cambiar o tocar arena para gatos para proteger a la individua de la toxoplasmosis.

- Tampoco podrá aplicarse tintes para el cabello.

- También tendrá limitadas las bebidas con cafeína a una por día.

Entre las obligaciones que asumirán Kim Kardashian y Kany West están el asumir las responsabilidades legales del bebé (...) que puede poseer cualquier anormalidad o defectos congénitos u otros". En el caso de que la pareja tenga mellizos o gemelos, el matrimonio pagará 4.000 euros adicionales por cada hijo de más. Y en el caso de aborto se pagará a la madre 3.000 euros.

Kim kardashian con sus hijos y Kanye West. Instagram

La estrella de la televisión estadounidense y el artista son ya padres de dos hijos, Saint y North, que vinieron al mundo de forma natural. Ahora han decidido usar un vientre de alquiler debido a los problemas de salud de Kim kardashian, que padece placenta accreta, una excesiva adherencia de la misma a la pared uterina. Los médicos le aconsejaron no volver a quedarse embarazada. "Quiero que mis hijos tengan otro hermano, pero los doctores me han dicho que no creen que sea seguro para mí", aseguró la celebrity en uno de los episodios de su reality donde explicó que la gestación subrogada entraba en su planes aunque sentía temor: "Creo que mi mayor miedo es que si acudo a una madre sustituta no sé si amaré igual al bebé. Y eso me asusta", reconocía.