Este jueves no era un momento para lucir. Se trataba de un acto para homenajear, respetar y recordar a las víctimas de la pandemia. Los Reyes han llegado a las nueve menos diez de la mañana al Palacio Real de Madrid para presidir el recuerdo a los miles de muertos ha dejado la Covid-19.

Noticias relacionadas

Por eso el look de Letizia (48 años) tenía que ser sobrio y discreto. Un outfit que no creara ningún tipo de comentarios. Pero estoy de acuerdo con ella en que el negro tampoco era lo más adecuado, aunque ha sido el tono general durante el acto, porque también era un momento de esperanza. Así que la esposa de Felipe VI (53) ha recurrido a uno de los diseños más caros que tiene en su armario pero que sabe que nunca falla. Lo ha llevado en varias ocasiones y cumple todas las condiciones que necesitaba en esta triste mañana de julio.

Letizia ha optado por el vestido de Bottega Venta que ha llevado en varias ocasiones. Gtres

El vestido escogido es el azul realizado en punto frío, con bordados de pequeñas mariposas, firmado por Bottega Veneta. De corte midi y manga corta, nos encanta el fruncido que lleva en el escote de pico y el cinturón a juego que le ajusta la cintura.

La Reina lo estrenó en 2018 y consciente de lo bien que le sienta, lo ha repetido en muchas ocasiones. Y es que tiene todo para que se adapte a la perfección a la silueta de Letizia. Al marcar los hombros, destaca sus brazos musculados, como se ajusta a la zona de la cintura resalta su figura haciéndola más femenina, y el corte midi hace que las piernas de Letizia luzcan más largas gracias a los tacones firmados por Magrit con los que lo ha combinado.

Letizia ha combinado su infalible diseño con unos salones de Magrit. Gtres

El peinado que ha elegido la Reina iba en la misma línea de discreción y respeto. Letizia ha lucido un moño de bailarina bajo, sencillo, con raya en medio y del que escapaban algunos mechones.

Si la norma desde que comenzó la pandemia ha sido que las joyas cuanto más discretas mejor, en este acto no iba a ser de otra manera, y ha llevado los pendientes de Gold&Roses que tanto le gustan. Por supuesto, no se ha quitado el anillo de Karen Hallam.

Letizia ha sabido estar a la altura con un estilo sobrio y discreto. Gtres

El caso es que la mañana de este jueves era para recordar, pensar y homenajear a las víctimas de esta terrible pandemia que estamos viviendo a nivel mundial y Letizia ha sabido estar a la altura.

[Más información: El look 10 de Letizia para recibir a los compañeros de Leonor: pantalón boyfriend, blazer cruzada y alpargatas]