Día importante para la Familia Real al completo en su visita pos-Covid a Barcelona. La princesa de Asturias, Leonor de Borbón (15 años), junto a su hermana, la infanta Sofía (14), y sus padres, los reyes Felipe VI (53) y Letizia (48), ha presidido este jueves, al filo de las ocho de la tarde, la ceremonia de entrega de los premios anuales de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi). Este año se ha hecho entrega de los galardones correspondientes a 2020 y 2021, puesto que el pasado año se canceló el acto debido a la pandemia. Cabe puntualizar que la FPdGI se dedica a fomentar el talento emprendedor, el empleo y la educación desde el año 2009.

Noticias relacionadas

Este acto, que se ha celebrado en CaixaForum, es el segundo de carácter oficial en Cataluña para Leonor, la cual ya debutó en 2019. Ahora, dos años después -en 2020 se canceló por el coronavirus-, la princesa, y primogénita de los Reyes, ha vuelto a sorprender a todos los presentes, así como a todos los que seguían la gala a través de La 2 de Televisión Española. Ha entonado, con gran temple y perfecta dicción, un solemne discurso en catalán y, más tarde, en español. Ya en la anterior edición de estos premios, en 2019, Leonor demostró su gran pericia con el catalán, el cual habló con total fluidez. 

El vestido rojo carmesí de la princesa en Barcelona. Gtres

En medio de las tensiones políticas por los indultos a los presos del procés -y sin la presencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés (38), ni de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau (47)-, los monarcas y las infantas -al contrario que en la última edición de los premios, en la que fueron recibidos con una prolongada ovación y gritos de "¡Viva el Rey!" y "¡Viva la princesa de Girona!"- han comenzado la entrega de premios directamente sentados en primera fila y sin aplausosLos invitados han accedido al edificio con bastante antelación al inicio del evento ante las férreas medidas sanitarias por la Covid-19, y para superar con tiempo los diversos controles de seguridad. 

En lo que respecta al discurso de Leonor -que ha durado casi tres minutos-, lo ha entonado con total tranquilidad, profesional y madura dicción. La también princesa de Girona, tras quitarse la reglamentaria mascarilla una vez en el escenario, ha saludado a todos los presentes. Tras unos primeros minutos hablando en catalán, la hija mayor de los Reyes ha continuado, y terminado, su discurso en castellanoLa princesa ha hecho, además, un claro un guiño a España por el carmesí de su vestido.

Los estilismos que han elegido las infantas para tan insigne día no han pasado inadvertidos. Por su parte, Leonor, alejándose del azul de su look de este jueves por la mañana, ha optado por el color bloque en rojo carmesí en vestido y bailarinas -outfit que vistió ya en los Premios Princesa de Girona de hace dos años-. El vestido, de la firma Bgo & Mees de manga corta con fruncidos, y lo ha combinado con unas bailarinas de la firma Mathilda Shoes -que ya estrenó en su visita a Cartagena-, y un natural semirecogido. 

Sofía, por su parte, ha vuelto a ser más atrevida que su hermana en lo que respecta a la vestimenta, y ha seguido las últimas tendencias con un vestido negro de tirantes estilo oversize y escote en pico. Para esta tarde tan especial, Sofía se ha desprendido del moño que tanto ha dado de qué hablar esta mañana de jueves a su llegada a Barcelona. Como ya es habitual en su estilo, la pequeña Borbón no ha lucido ningún tipo de joya ni complemento

La anécdota de Sofía en Albéniz

Pese a que la auténtica protagonista de este jueves en Barcelona ha sido Leonor de Borbón, su hermana Sofía ha puesto la nota divertida y desenfadada de la jornada matutina. Este jueves, a las 12:30 horas, los Reyes y las infantas iniciaban su agenda con un encuentro con los galardonados de otras ediciones de los premios Princesa de Girona. Esta reunión tenía lugar en el Palacete Albéniz, la residencia de la Familia Real en la capital catalana. 

El original peinado de la infanta Sofía. Gtres

Sofía ha marcado la nota discordante por su original y acertado peinado: juvenil, diferente y demostrando su divertida personalidad. La pequeña de los Borbón ha lucido un moño y ha presumido de melena suelta. Más allá de su look, se ha podido observar una vez más cómo la benjamina de la Familia Real es más alta que la primogénita, a pesar de llevarse algo más de año y medio.

[Más información: El moño de Sofía y el guiño catalán de Leonor: las infantas llegan a Barcelona para los Princesa de Girona]