"La reina Sofía no tiene ambición, tiene una misión". La periodista y escritora Carmen Gallardo posee la máxima autoridad para pronunciar estas palabras. La autora, que acaba de publicar La última reina, una biografía novelada acerca de la figura de la monarca emérita, ha consultado innumerables archivos fotógrafos, documentales, literarios e históricos que la convierten en una de las grandes sabedoras sobre la faceta más desconocida de la madre del rey Felipe VI (53).

Noticias relacionadas

Gallardo, que cuenta con un bagaje experto en el ámbito comunicativo, social y cultural, se ha propuesto el reto de que la ciudadanía conozca a la mujer que hay detrás del miembro real mejor valorado por los españoles. La escritora es consciente de la frialdad, en cuanto a exposición de los sentimientos, que ha caracterizado desde siempre a la reina Sofía (82), pero ese comportamiento distante responde a un sólido porqué que Gallardo desgrana a lo largo de toda su obra con todo lujo de detalles. Una historia vital por la que la autora hace un recorrido junto a fundamentales reflexiones que ayudan a indagar y empatizar con la royal griega que fue tachada de "extranjera" y que acabó convirtiéndose en el sostén de la monarquía patria.

Carmen Gallardo se ha documentado al máximo para crear 'La última reina', una biografía novelada.

Sofía es una madre entregada con una clara debilidad por su hijo, una mujer que creció con un deber marcado y que cumplirá hasta el final de sus días, una princesa griega que aterrizó en España con una visión muy adelantada a su tiempo, y, por supuesto, la última Reina consorte europea de sangre real. JALEOS ha querido adentrarse en la desconocida personalidad de la reina Sofía de la mano de Carmen Gallardo, la pluma experta que ha logrado fotografiar el mismísimo alma de la emérita.

¿Por qué escribir ahora de la reina Sofía?

Lo que he procurado es sacar a primer plano, al centro de la historia, a una mujer, a la Reina de España durante 39 años, que ha tenido un papel aparentemente secundario, pero he querido poner el foco en su visión como Reina. Creo que ha hecho una labor muy importante, antes incluso, cuando era princesa de España, con su marido, cuando llegaron, y lo ha seguido haciendo y lo sigue haciendo en estos momentos. Ella es, por su educación, por su nacimiento en una Casa Real reinante, por sus implicaciones familiares, tiene una formación de Reina a "la antigua usanza" que es el servicio, el sacrificio, que son términos un poco sorprendentes al vincularlos a la monarquía, pero es su idea de la Corona.

El deber de una Reina...

Exacto. Ella tenía una misión primero recuperar la Corona y después, mantener la Corona, que es la función de un Rey y una Reina.

Sin embargo, otros autores la presentan como una mujer muy ambiciosa.

Es verdad que otros autores lo han expuesto, además, empleando el peor sentido de la palabra 'ambición' y no; mi mirada es la mirada clásica. Sofía no trabaja para la Corona, ella es Reina. Y tiene una misión, esa es la palabra que mejor define su labor a lo largo de la vida. Uno se va a la Historia, y este libro tiene muchas miradas a lo largo de la historia de su familia, a la historia de la conformación del estado griego, a la Historia de España... vas viendo que esos son los papeles, es su papel.

Ser Reina parece que solo puede tener una mirada, que es la del privilegio. Yo creo que tiene otra mirada, en esa mirada también la sitúa a ella... Yo no digo que ella no sea espléndida cuando se viste de Reina y se pone las tiaras, pero también cuando se va a recoger basura de los mares.

Sofía de Grecia y Juan Carlos de Borbón, el día de su boda en 1962. Gtres

La reina Sofía tiene unos valores muy tradicionales y muchos no comprenden esa educación para los reinantes actuales.

Claro, pero yo miro a la reina Sofía como a los personajes que pertenecen a otro mundo... es como si dices "a ver, voy a analizar el siglo III con los valores del siglo XX, pues mira, no". Yo tendré que situarme. Me parece que esos príncipes, esas casas reales con linaje histórico están llegando al final, a partir de ahora todo va a ser distinto. No sé si va a ser mejor, peor... no sé si una institución de otro tiempo con muchas características de otro tiempo se puede modernizar, son cosas que planteo en el libro. ¿Tiene sentido? ¿Qué significa modernizar una monarquía? Pues yo me lo pregunto. Es como una contradicción en los términos.

Hablando de deber, cuál cree que sería el deber de la princesa Leonor, que es futurible Reina.

La princesa Leonor (15) va a formar parte de, parece que todo lo indica, la Europa de las Reinas, que me parece muy interesante verlo, me encantaría vivir ese momento. No solamente es la princesa de Asturias, es también Ingrid de Noruega, Amalia de Holanda, Isabel de Bélgica... en general son jóvenes que han visto las dos caras de la vida: la vida real y la realidad de la vida. 

Entonces, da por hecho que Leonor va a reinar.

Sí, yo creo que sí. Además, Leonor, tal y como apunta una de las tesis del libro, sí supondría una mirada a la España más real, a la actual, que es una España tan distinta socialmente a la que llegaron sus abuelos... Me parece que es un acierto el colegio de Gales que han escogido para Leonor, porque conozco los Colegios del Mundo Unido y me parece que los valores de multiculturalidad, diversidad de religiosa y el hecho de convivir con chicos y chicas de cualquier parte del mundo y de diferentes estratos sociales es fantástico.

El 1 de abril de 2018, la reina Sofía y Letizia protagonizaron un altercado muy mediático en Mallorca. Gtres

Usted que la ha analizado exhaustivamente. ¿Qué cree que pensó la reina Sofía en la pelea en la Catedral de Palma? Y ¿qué cree que ha podido experimentar íntimamente con los escándalos de su marido?

Con respecto a Palma de Mallorca, yo creo que era una abuela y nada más. Y en relación con la relación con su marido, en el libro he intentado evitar en la medida de lo posible las relaciones íntimas porque no me parecía oportuno porque el objetivo era otro, excepto cuando esa relación influye tantísimo en la institución, como es el caso de la última relación del rey emérito que significa el final de "juancarlismo". Primero creo hasta un momento lo vive mal y luego acepta la realidad y creo que es una mujer con los suficientes recursos como para tener una vida propia, porque tiene enormes intereses sociales y culturales y una labor que hacer.

¿Cuál es el momento más duro que ha vivido la reina Sofía en su vida?

A nivel personal, yo creo que las muertes de sus padres, también el exilio de la Familia Real griega; o sea, perder el trono y perder a sus padres es muy grave. Y luego en España, la descomposición de su familia, sin duda.

¿Y el más feliz?

El nacimiento de su hijo, Felipe, y la restauración de la Corona.

En el libro analiza a Sofía como Reina, pero también destaca mucho su faceta como madre.

Respecto a su faceta como madre, me gusta mirarla, y a través de tantas fotos que he visto, me parece muy bonita la relación que tiene con su hijo, porque siempre se ve un gesto, una mirada, a pesar de que ella es tan estricta en ese aspecto, con su hijo tiene debilidades. Sí me parece que con Cristina debe tener una relación que desconocemos, pero que es mucho más importante de lo que pueda aparecer, creo que comparten intereses por la música y por la labor solidaria.

¿Qué detalles cree que son los más sobresalientes en la personalidad de Sofía?

Pues fíjate, llegó a una España tremenda, una España cerrada, muy inculta y dura, y ella llegó con una educación, una formación y unos valores europeístas, que aquí podían sonar a chino. La música clásica, la defensa de los animales, el vegetarianismo... llega con esos valores a una España que es exactamente lo contrario.

La reina Sofía y los entonces príncipes de Asturias el día de la abdicación del rey Juan Carlos. Gtres

Apunta que tiene casi el deber de omitir emociones en público, pero al mismo tiempo dice que los fotógrafos captan una mirada, un gesto...que desvela la verdad tras su rostro. ¿Cómo es eso?

Este libro empieza con el día de la abdicación en el Palacio Real. Hay una foto que desde que la vi, me llamó poderosamente la atención. Cuando el rey Juan Carlos está firmando están todos los fotógrafos sobre él, pero Sofía se gira y mira y la mirada es de una tristeza... a mí me pareció de una tristeza brutal. Entonces siempre sentí, desde que vi esa foto por primera vez, que era imposible sustraerse o hacer un repaso al cúmulo de sentimientos contrapuestos que podían embargarla en ese momento. Desde salvar la Corona hasta la pena por terminar así y no como tradicionalmente acaba la vida de unos reyes. En segundos o un par de minutos, siempre tuve la sensación de que podías hacer un resumen de una vida. Esa foto me impactó. Ella es perfecta en sus posados y apariciones, pero las miradas dicen cosas.

Si el futuro es Leonor, ¿en qué cree que se ha fijado o inspirado ella en su abuela?

Hay una correa transmisora que es su padre y sí creo que la princesa de Asturias y el Rey tienen una complicidad que es muy entrañable. Leonor lo dice todo con la mirada, tiene una fuerza en la mirada, desprende alegría, y al mirar a su padre se le iluminan los ojos. Entonces, él ha aprendido de su madre, y Leonor creo que está muy unida a su padre, desde luego también a Letizia, pero la luz que desprende al mirarle es muy especial.

[Más información: "Seré reina Sofía hasta la muerte. Y después, mis cenizas al Mediterráneo. Así lo veo desde Marivent"]