El pasado jueves, 29 de abril, el príncipe Guillermo (38 años) y Kate Middleton (39) celebraron su décimo aniversario de boda. Para tal ocasión, compartieron nuevas e idílicas fotografías en las que demuestran que su matrimonio sigue tan fuerte y feliz como tras el 'Sí, quiero'. Pero, aprovechando la fecha clave en su historia personal, los futuribles reyes de Reino Unido han querido mostrar su cara más familiar mediante un vídeo muy especial que no ha pasado desapercibido entre los cuidadanos británicos.

Noticias relacionadas

En las imágenes compartidas por los perfiles de Kensington Palace en las diversas redes sociales se puede ver cómo Guillermo y Kate demuestran que son una familia como 'otra cualquiera' que se divierte jugando en el jardín con sus hijos, que hacen picnic en plena naturaleza o que meten sus pies en la arena cuando visitan la playa. Muchos han interpretado este vídeo como toda una declaración de intenciones sobre el cambio que dará la monarquía británica tras la muerte del duque de Edimburgo. La Casa Real parece que intentará centrarse en la figura del príncipe Guillermo y su esposa y así dar voz a unos rostros jóvenes que tienen un estilo informal de vivir la vida.

Pero el vídeo en cuestión esconde mucho más. Concretamente, la persona que lo ha realizado y editado está viviendo un momento único en su vida gracias a haber sido escogido por los duques de Cambridge para llevar a cabo su propuesta más especial. Se trata de Will Warr, un joven fotógrafo londinense especializado en bodas.

A muchos expertos les ha resultado curioso que el matrimonio royal haya escogido a un profesional en captar citas nupciales pese a que no querían un contenido relacionado con bodas. Sin embargo, el propio Warr explica en su web oficial que su trabajo va más allá: "Soy un cineasta autónomo con una perspectiva única que me distingue de lo convencional, lo que me permite ver más allá de lo normal y crear lo extraordinario. Las películas de boda que realizo son una forma sencilla y convincente de capturar su día a través de una narración cinematográfica creativa. Creando un recuerdo precioso para que usted atesore, mis películas están diseñadas para contar la historia de su día".

El profesional no es ningún novato en su sector y sabe cómo debe actuar cuando trabaja en mitad de eventos tan personales, y más aún cuando su cliente es el heredero al trono más antiguo de Europa: "Con siete años en el campo, tengo experiencia para mantener una presencia discreta mientras capturo los momentos más especiales de una manera auténtica y elegante. Estoy bien versado en trabajar en estrecha colaboración con los clientes, haciéndolos sentir cómodos al instante, dando como resultado un producto final hermoso, natural y atemporal", cuenta en su perfil público.

Tal es su buen trato con los demás cuando está trabajando que genera ambientes muy cómodos en los que los protagonistas pueden comportarse con naturalidad. De hecho, muchos han comentado en las redes sociales lo que se oye decir a Kate Middleton en el vídeo. Mientras están disfrutando de la brisa del mar, la duquesa grita "¡William!". Ese instante se ha hecho viral y ha hecho saltar la duda sobre si se dirigía a su marido o al fotógrafo. Una anécdota que quedará por siempre capturada en el book del camarógrafo.

Will Warr también encontró a su propia 'Kate Middleton' en Sarah Mills. RRSS

La exquisitez de Warr a la hora de trabajar es lo que llamó la atención de Kate y Guillermo para contratarlo. Ante la llamada de una pareja tan poderosa y relevante como ellos, Will que tiene siempre la agenda repleta, tuvo que hacerles un hueco y no defraudar al nieto de la reina Isabel II (95). "Acepto solo un número limitado de bodas al año, para asegurarme de tener tiempo para poner mi corazón y mi alma en cada una", detalla en su presentación oficial.

Will Warr invita siempre a los futuros novios y novias a ponerse en contacto con él a través de un formulario de su web, pero el joven nunca pensó que una de esas peticiones llegarían desde la mismísima realeza británica. Así ha sido, y desde que este jueves a las seis de la tarde el perfil de Kensington Royal compartió el vídeo, las consecuencias que ha tenido en su trabajo -y en su vida- son más que evidentes.

El cineasta no para de sumar seguidores a su cuenta de Instagram desde este jueves. Casi 10.000 followers más en las primeras 24 horas tras hacerse público el vídeo de los Mountbatten-Windsor Middleton. Además, decenas de reputados colegas de profesión han compartido su obra y las críticas hacia su trabajo son masivamente positivas, por lo que la repercusión al alza en su número de pedidos a partir de ahora será innevitable.

Tras este boom mundial, Warr ha rediseñado su web, haciéndola más atractiva y dinámica. Pero lo más importante para él, lejos de las cifras monetarias o mediáticas, es que después de siete años construyendo su carrera desde abajo, consiguiendo grandes clientes por sí mismo, ahora puede presumir públicamente de que la familia más importante de su tierra natal, Inglaterra, quiso contar con él para dar forma a su recuerdo más especial e íntimo.

[Más información: Kate Middleton y Guillermo celebran sus 10 años de matrimonio con dos fotos inéditas y un guiño a Lady Di]