Durante el primer trimestre de 2021, Letizia (48 años) ha seguido la misma línea que el año anterior en cuanto a sus estilismos se refiere: looks reciclados y máxima austeridad. Además, ha vuelto a apostar por varios de sus imprescindibles que, por mucho tiempo, se han considerado como sus fetiches. Con todo estos y pese a recurrir una y otra vez a su armario, la Reina ha dado lecciones de moda en cada uno de sus actos. 

Noticias relacionadas

Una vez más, Letizia se ha rendido al rojo, uno de sus colores favoritos al momento de vestir. En lo que va de año lo ha llevado tres veces. La primera, el 16 de febrero, cuando visitó la exposición 'Concepción Arenal. La Pasión Humanitaria 1820-1893', organizada por la Biblioteca Nacional de Madrid. Entonces mostró su primer estreno de 2021: un vestido de Massimo Dutti, edición limitada y por 170 euros. El diseño manga larga destacaba por su cuello alto y sus marcadas hombreras.

Letizia con un 'look' en color rojo, durante un acto en el Principado de Andorra. Gtres

Casi un mes después, el 12 de marzo, la experiodista también se decantó por el rojo -en un estilo más clásico- para recibir en su residencia oficial al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa (72). Durante la velada, la Reina lució una camisa de seda en este tono, de Carolina Herrera, confeccionada en cuello redondo y estampado en pata de gallo que se ha convertido en un básico en su armario. Letizia la tiene desde hace varias temporadas e incluso en otros colores. Para la ocasión, la combinó con unos pantalones negros anchos de Hugo Boss y un abrigo de volantes firmado por Felipe Varela que realzaba su pasión por el rojo

El pasado jueves, en su primer viaje de Estado a Andorra, también se decantó por su color fetiche con la misma pieza de Inditex que lució en febrero. Para darle una apariencia distinta lo completó con un cinturón negro que lo ajustaba más al cuerpo. Este día, además, lo combinó con una cartera a tono, de la firma asturiana Reliquiae, que confirmaba su reincidencia en sus piezas fetiches.

El pasado mes de febrero, Letizia lució el tweed blanco de Felipe Varela. Gtres

Y es que para la Reina los bolsos han sido claves en sus looks. Si bien en los últimos tiempos ha prescindido de él, este primer trimestre de 2021 ha recurrido ha algunos de los más conocidos de su armario. Desde que comenzó el año, Letizia ha llevado este complemento en 11 de sus actos, incluyendo el del pasado jueves. Carolina Herrera, Nina Ricci, Magrit y Felipe Varela -otro de sus conocidos fetiches- son algunas de las marcas por las que ha apostado.

De Varela, uno de sus diseñadores de cabecera, no solo ha llevado los bolsos. Este año, la Reina también se ha decantado por el tweed blanco que el diseñador le hizo a medida hace varios años y que ha lucido con sobriedad en muchas ocasiones. Esta vez, el resultado ha sido el mismo: un acierto absoluto que, junto a sus salones Manolo Blahnik y su bolso Nina Ricci, no ha pasado desapercibido.

En el primer trimestre de 2021, Letizia también ha recurrido a su peinado favorito: el moño de bailarina. Gtres

Siguiendo con sus atuendos más favorecedores, Letizia también se ha decantado por dos de sus clásicos trajes: el verde de Carolina Herrera y el rosa de Hugo Boss. El primero lo llevó en la reunión de la fundación Princesa de Girona en el Palacio de la Zarzuela y en un mensaje virtual con motivo del Día de Internet Segura. Por el segundo, -recordado por haberlo lucido junto a Irene Montero (33) en 2020, en un acto relacionado con el Día de la Mujer- se decantó en un acto de proclamación del Premio Fundación Princesa de Asturias de Artes y Letras 2021, celebrado en Zarzuela.

En cuanto al peinado, en lo que va de año Letizia también ha mostrado uno de sus imprescindibles: el moño de estilo bailarina. Se trata de un recogido sencillo, pero muy elegante y favorecedor a su rostro, que ha completado a la perfección varias de sus últimas apuestas estilísticas. Desde enero, lo ha llevado en cinco ocasiones. 

[Más información: Los anillos que Letizia tiene olvidados: de su exclusivo Bvlgari a su polémica joya de compromiso]