Hacia muchos meses que la Reina no tenía más actos que el Rey en una misma semana. En este 2021 es la primera vez, y aunque sea tan solo una mera anécdota, nos gusta comprobar que la Reina vuelve a cobrar protagonismo en la agenda de la Casa.

Noticias relacionadas

Este miércoles 17 de marzo,Letizia (48 años) se ha desplazado hasta Toledo, a la Casa Museo de Victorio Macho, para presidir un acto de la Fundación Princesa de Girona. Se trataba de anunciar el galardón de esta distinción en la categoría de Empresa 2021. Con el paso de los años, es probable que sea Leonor (15) la que empiece a acudir a este tipo de eventos, pero por ahora, y para que no pierda más clase que la justa y necesaria, su madre acude en su lugar.

El caso es que la Reina ha tirado de armario una vez más y ha lucido un outfit en el que la prenda protagonista era un diseño de una de sus marcas favoritas de Inditex, Uterqüe. La firma gallega es la autora de la chaqueta que ha llevado Letizia. Es una blazer en lana tejida en estampado de pata de gallo en color blanco y negro. El detalle que la hace especial son los botones joya, cuando llegó a su armario hace un par de temporadas, tenía un precio de 179 euros, cosa que ya ha amortizado por las veces que se la ha puesto.

La Reina con un total look en blanco y negro. Gtres

La ha combinado con unos pantalones cropped en negro firmado por Hugo Boss que también llevan una buena temporada en su armario. La firma alemana es también la creadora de los salones que ha calzado en Toledo esta mañana. Se trata de una imitación en piel del efecto serpiente en color negro. Lo que nos alucina es lo bien que camina con esos tacones tan altos por los adoquines de la ciudad manchega.

Las joyas, las mismas que ayer, igual no le ha dado tiempo a cambiarlas: los pendientes de aro de bambú y el anillo de Karem Hallam.

Veremos otra vez a la Reina mañana y pasado, pero esta vez visitando con su marido, por primera vez Andorra, eso esperemos que merezca un estreno.

Zapatos de Hugo Boss. Gtres

[Más información: El guiño de Letizia a la casa real británica en un día clave para Buckingham]