Carla Vigo (20 años) ha hablado más claro que nunca. La hija de la fallecida Érika Ortiz y el escultor Antonio Vigo ha empleado su perfil de Instagram para dirigirse a todos aquellos que le hacen llegar comentarios cargados de malicia y con la burda intención de criticar todo aquello que muestra en sus redes.

Noticias relacionadas

La joven, que hace justo dos semanas celebraba su cumpleaños, se encuentra en Alemania. A principios de año tomó la determinación de cambiar radicalmente de ambiente e iniciarse en un plan de formación y trabajo fuera de España, todo ello apoyado por su progenitor y su entorno. Tal y como confirmó JALEOS en exclusiva hace varias semanas, Carla Vigo está trabajando como au pair cuidando a dos niños, de tres y un año, en una casa del Sur del país germano.

Durante su periplo en el centro de Europa, la sobrina de la reina Letizia (48) ha recibido decenas de mensajes en su buzón de entrada de Instagram con los que sus haters solo buscan desestabilizarla. Y ante esto, Carla ha estallado.

Carla Vigo, sobrina de la reina Letizia, ha compartido un extenso texto para responder a sus 'haters'. RRSS

"No suelo hacer este tipo de cosas, pero lo veo necesario. Desde que estoy fuera de España he recibido muchos comentarios del tipo 'claro, está fuera porque es rica', 'quién pagará sus gastos ahí', 'estás fuera porque has visto que como actriz no vas a llegar a nada porque eres fea','seguro que estás estudiando en un sitio muy caro', etc. Al principio no hacía ni caso porque no suelo darle importancia a cosas de este tipo, pero ya es demasiado. De verdad no sabéis el daño que podéis hacer con comentarios así. Vivid y dejad vivir que seréis mucho más felices, y tened un poco más de humildad que seguro que a vosotros no os gustaría ni que se metiesen con vuestro físico o con lo que hacéis con vuestra vida. Nunca sabéis lo que ha podido pasar una persona y cómo se va a tomar los comentarios que hacéis", ha relatado en un mensaje emitido a través de sus Stories.

Vigo, tras puntualizar su hartazgo, ha pedido a todos aquellos que no compartan sus gustos o que solo tengan ganas de criticar que se alejen de su cuenta de Instagram: "Si no os gusta lo que subo, pues me bloqueáis o me dejáis de seguir o hacéis lo que veáis conveniente, pero hacer comentarios así a una persona, sea quien sea, me parece innecesario cuando nadie es perfecto y todos tenemos fallos y defectos. Así que miraos vuestro ombligo e intentad arreglar los vuestros y a mí dejadme en paz".

La joven ha demostrado gran madurez y a pesar de haber confesado que se ha sentido dolida por varios de los mensajes que se han referido a su persona, asegura que no va a permitir que vuelva a pasar.

Carla Vigo, en una de sus fotografías en Alemania. RRSS

"Y la última cosa. No sabéis ni qué estoy haciendo ni qué no estoy haciendo, así que, mejor, de las cosas que no sabéis, no comentéis", escribe de manera tajante. 

Carla suele emplear sus redes sociales para compartir algunas de sus rutinas de ejercicio, también canciones especiales para ella o cartas dirigidas a su madre cuando se cumple en aniversario de su muerte. Pero es la primera vez que estalla para zanjar una polémica que le hace daño en su faceta más personal.

[Más información: Carla Vigo cumple 20 años: los planes de la sobrina de Letizia en Alemania]