Alejarse del foco mediático fue una de las razones por las que Meghan Markle (39 años) y el príncipe Harry (35) decidieron apartarse de la Casa Real británica. Una decisión que, según explicó el nieto de la reina Isabel II (94) en un discurso emitido el pasado mes de enero, no fue tomada a la ligera. "Han sido meses de conversaciones después de tantos años de retos, y sé que no siempre lo he hecho bien, pero en lo que a esto se refiere no había otra opción", comentó entonces. Hoy, ese argumento podría ser cuestionado. Y es que la protagonista de Suits y su marido se han comprado una casa en una ciudad que despierta el interés de la prensa.

Noticias relacionadas

Esta misma semana se dio a conocer que Meghan y Harry adquirieron una lujosa mansión de 14,6 millones de dólares (12,3 millones de euros) en Montecito, Santa Bárbara. La ciudad conocida como la Riviera Americana, a la que llaman hogar una larga lista de celebridades. Desde hace muchos años, es el refugio más exclusivo de muchos artistas y millonarios. Sobre todo, estadounidenses. 

Precisamente en Montecito, la presentadora más popular de Estados Unidos y amiga de Meghan Markle, Oprah Winfrey (66), tiene tres propiedades. La última, la adquirió el año pasado, por 6,85 millones de dólares (5,78 millones de euros). En esta localidad, también tienen casa Natalie Portman (39) o Ariana Grande (27). Fue esta última, de hecho, quien se hizo con la lujosa mansión de Ellen DeGeneres (62). No obstante, la comediante y ganadora de varios premios Emmy sigue haciendo vida en la localidad. Pues su última adquisición inmobiliaria fue una casa de tres habitaciones y dos baños, en esta ciudad costera.

Santa Bárbara, también es el hogar de Gwyneth Paltrow (47), quien tiene una mansión de 4,9 millones de euros (4,14 millonnataes de euros). Asimismo, el refugio de verano de Ashton Kutcher (42) y Mila Kunis (36), quienes son dueños de una idílica propiedad ubicada frente al mar.

De acuerdo con Los Angeles Times la mansión que han comprado Meghan Markle y Harry, tiene alrededor de 1.350 metros cuadrados y está emplazada en un terreno de casi tres hectáreas de superficie. En cuanto a su distribución, cuenta con nueve dormitorios, una piscina, una pista de tenis, un cine privado, un gimnasio, un spa, y una sala de juegos. Además, dentro del complejo residencial tienen una casa para invitados.

Aunque se han "instalado en la tranquila privacidad de su comunidad", según ha dicho un portavoz de la familia, la pareja ha elegido vivir en un lugar que podría generar curiosidad en los paparazzi, teniendo en cuenta la cantidad de celebridades que hacen vida en esta ciudad.

La mansión de Tyler Perry, en la que vivieron Meghan y Harry. Gtres

Protagonista de la prensa

Más allá de su nueva residencia, en las últimas semanas, Meghan Markle se ha coronado como una de las protagonistas de la prensa. Aunque desde hace unos meses su vida es muy distinta a la que llevaba en Reino Unido, cada uno de sus pasos sigue siendo objeto de interés para los medios de comunicación. De ahí que se haya desvelado la lujosa mansión en la que vive con Harry y su hijo, Archie (1), según han publicado algunos medios locales, desde hace seis semanas. 

A finales del pasado mes de julio, además, Meghan Markle copó titulares por haber interpuesto una demanda en la corte suprema de Los Ángeles para evitar la publicación y venta de una fotografía de Archie, captada por uno de los drones que sobrevolaban la casa en la que estuvo viviendo. Se trata de la mansión que tiene el actor Tyler Perry (50), en Beverly Hills, valorada en 15 millones de euros.

Meghan Markle y el príncipe Harry junto a la Familia Real británica, cuando todavía eran miembros activos de la Casa Real. Gtres

La relación de Meghan con su padre, Thomas Markle (76), ha sido otra de las razones que ha mantenido a la actriz en el foco mediático. Este tema, que fue una de las causas que propició la disputa de la mujer del príncipe Harry con la prensa británica, terminó en una demanda judicial que, de momento, ha perdido la protagonista de Suits. Lo que la obliga a pagar más de 70.000 euros de costes. En los últimos días, además, la actriz ha sido protagonista de los medios de comunicación por la información que se desprende del nuevo libro real, Finding Freedom, donde salen a luz todos los motivos de su salida de la Casa Real británica

Sea cual sea la razón, y por más que busquen ocultarse, Meghan y Harry no podrán alejarse del foco mediático. Al menos, tanto como hubiesen querido, tras su salida como miembros activos de la Familia Real británica. Hoy, siguen siendo personajes atractivos para la prensa y han decidido establecer su residencia en un lugar donde podrían sobrar los flashes de los paparazzi.

[Más información: El revelador libro de Harry y Meghan: salen a la luz todos los motivos de su marcha 'real']