Noé Guzmán Raúl Rodríguez

La Casa Real de Su Majestad el Rey ha comunicado en la tarde de este lunes que el rey emérito Juan Carlos (82 años) se encuentra en Emiratos Árabes Unidos. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el comunicado se ha emitido a petición del propio monarca.

Noticias relacionadas

La ubicación del exjefe del Estado, después de que se difundiera la carta en la que comunicaba a su hijo, el rey Felipe VI (52), su decisión de abandonar España tras el revuelo generado por sus presuntos negocios opacos en el extranjero, ha sido una gran incógnita hasta este 17 de agosto.

A lo largo de estos 14 días se han sucedido los rumores y especulaciones sobre el lugar en que el exmonarca podía encontrarse, mientras que desde Zarzuela guardaban sepulcral silencio hasta hace apenas unas horas. 

Juan Carlos podría estar alojándose en uno de los hoteles más caros del mundo.

Portugal, Marruecos o República Dominicana han sido algunos de los países en los que se ha dicho que podría estar el exjefe del Estado. Una lista a la que el viernes 7 de agosto se sumó Abu Dabi, destino que ahora se confirma y al que el padre de Felipe VI llegó viajando desde Vigo el día 3 de agosto. Así lo publicó ABC y lo confirmó Nius con una fotografía de Juan Carlos descendiendo de un jet privado en el aeropuerto del citado emirato.

Según se ha podido saber, Juan Carlos recorrió los más de 6.000 kilómetros que separan Vigo de la capital de los Emiratos Árabes Unidos y se aloja en el exclusivo hotel Emirates Palace, uno de los más caros del mundo y propiedad del gobierno emiratí, encabezado por el jeque Jalifa bin Zayed bin Sultan Al Nahayan (71).

Aunque no existe prueba documental del emérito en el hotel más lujoso del mundo, se conoce que el soberano se encuentra alojado en una de las suites presidenciales de este espectacular complejo. La más sofisticada, la Palace suite, cuenta con tres dormitorios distribuidos en 680 metros cuadrados y tiene un precio de 11.000 euros la noche. 

La suite presidencial cuenta con tres dormitorios, comedor y una amplia sala de estar.

La suite representa el lujo en su máxima expresión con una amplia sala de estar, un imponente comedor y tres majestuosas habitaciones. Además, las puertas están hechas a prueba de balas y la habitación cuenta con su propio acceso privado mediante un ascensor, por lo que es ideal para personalidades reconocidas que quieran huir de miradas indiscretas.

Hasta el último detalle de la habitación rezuma esplendor y lujo: del techo cuelgan lámparas de araña de cristal de Swarovski, el mobiliario está ornamentado con piezas chapadas en oro de 24 quilates y las paredes están cubiertas con seda pura importada de la India.

El complejo cuenta con diez restaurantes y una playa privada de 1,3 kilómetros.

Juan Carlos, además, no tiene que preocuparse por salir a comer, pues el alojamiento incluye servicio de mayordomo 24 horas para atender sus necesidades a cualquier hora del día. Si el exmonarca decidiera salir a pasear por las instalaciones del complejo, tiene a su disposición diez restaurantes, varias piscinas, una playa privada de 1,3 kilómetros y hasta un centro comercial en las 84 hectáreas que ocupa.

Las paredes de las habitaciones están decoradas con seda natural de la India.

Cabe destacar que Abu Dabi se encuentra a menos de 500 kilómetros de Baréin, país del que Juan Carlos partió, presuntamente, con un maletín con 1,7 millones de euros en efectivo que le regaló el rey Hamad bin Isa Al Jalifa (70) para volar hasta Ginebra y depositar la cuantía en su cuenta de la fundación Lucum, según declaró su gestor de fondos, Arturo Fasana, ante el fiscal de la cuidad suiza.

Ginebra es, precisamente, otro de los tantos lugares en los que estos días se había rumoreado que podría encontrarse el rey emérito. Algunas informaciones lo situaban en esta ciudad suiza ubicada en la punta sur del extenso lago Lemán. Una ciudad con la que el padre de Felipe VI tiene una estrecha vinculación personal, pues es ahí donde vive su hija, la infanta Cristina (55), junto a dos de sus vástagos, Miguel (18) e Irene Urdangarin (15).

En los últimos meses, a ellos se han unido Pablo Nicolás (19), jugador del Nantes de balonmano, al haberse suspendido la liga en Francia; y Juan Valentín (20), el primogénito, estudiante en una universidad británica, que ha parado sus clases.

[Más información: ¿Está Juan Carlos en Ginebra con su hija Cristina? El último rumor tras el Caribe y Portugal]