Los duques de Cambridge, Guillermo de Inglaterra (37 años) y Kate Middleton (37) han llegado este martes 3 de marzo a Irlanda para dar comienzo a una gira oficial que durará tres días y que, como es habitual en estos casos, dejará momentos para el recuerdo. De hecho, la primera jornada de su periplo al país hermano ya ha sido objeto de un sinfín de noticias.

Noticias relacionadas

Dejando de lado la ostentación de los duques de Sussex, acusados de viajar constantemente en jet privado, Guillermo y Kate han aterrizado en Dublín en un vuelo comercial de Aer Lingus junto a otros pasajeros regulares. A su llegada la terminal, Kate ha impactado a propios y extraños con su look. Un outfit con guiños al país, a la que fuera su suegra, la princesa Diana de Gales, y también con un detalle que no ha pasado desapercibido para el ojo crítico de algunos analistas de moda. La duquesa ha lucido unos carisímos pendientes de diamantes

La duquesa de Cambridge con abrigo de Catherine Walker. Gtres

Kate Middleton ha rendido principalmente un homenaje al país que la ha acogido utilizando el color verde como tónica general para su completo atuendo. Irlanda, la tercera isla más grande de Europa y la vigésima más grande del mundo, es también conocida como la isla esmeralda y el verde es uno de los colores de su bandera. La pieza principal del estilismo era su abrigo. Un diseño de corte militar con largo midi y solapas anchas cruzadas, firmado por Catherine Walker, la que fuera diseñadora de cabecera de Lady Di

Bajo el gabán, un espectacular vestido. Sencillo, elegante, sofisticado y con distintos tonos de verde combinado con estampado floral negro de la base. Se trata de una prenda de seda, con largo por debajo de la rodilla, manga farol con puño cerrado y un original péplum plisado. Como detalles, llena una falsa botonadura a la altura del pecho. Está diseñado por Alessandra Rich, es de la colección Primavera-Verano 2020 y su precio, según consta en diferentes páginas web multimarca es de 1.740 euros.

Guillermo de Inglaterra y Kate MIddleton en Irlanda. Gtres

Sus complementos también han bailado en diferentes tonalidades del verde. Kate ha estrenado un clutch de la firma LK Bennett y cuyo precio es de 200 euros. Ha llevado sus clásicos stilletos de Emma London y un detalle especial: diadema de terciopelo negro de Jane Taylor London. Un complemento este último a cuya tendencia se ha sumado en los últimos tiempos la reina Letizia (47), no solo en Japón para la entronización de Naruhito (60) sino también en Londres o en su última visita a Polonia.   

Pero si ha habido una pieza que ha llamado especialmente la atención en el outfit de la duquesa de Cambridge han sido los pendientes. Según ha desvelado Rebecca English, periodista especializada en la Familia Real británica en el Daily Mail, Kate Middleton ha estrenado unos pendientes de diamantes con forma floral de Asprey London y cuyo precio es 17.300 libras (unos 20.000 euros).

Se trata del modelo Daily Heritage, compuestos por pétalos de marquesa, diamantes individuales y un centro de pavé, todo en oro blanco de 18 quilates. La flora y la fauna han aparecido durante mucho tiempo en las colecciones de Asprey y la margarita inglesa ha sido una inspiración recurrente que los diseñadores de la casa de joyería han utilizado en varias formas durante décadas.

Kate Middleton con pendientes de Asprey London. Gtres

Este visita de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra a Irlanda es la primera que efectúan miembros de la Familia Real británica a este país desde que el Reino Unido abandonó oficialmente la Unión Europea el pasado 31 de enero, lo que da idea del interés de Londres por normalizar cuanto antes sus relaciones con Dublín, deterioradas por el brexit.

Tras concluir su primera jornada, los duques de Cambridge tienen previsto continuar visitando en Meath algunos de los puntos de mayor interés turístico de esa zona, conocida como el Antiguo Este, mientras que en Galway, ciudad europea de la cultura en 2020, las actividades tendrán un marcado carácter cultural. El Palacio de Kensington y las autoridades irlandesas mantienen bajo embargo los detalles de todo el programa de la visita real para asegurar el éxito del dispositivo de seguridad.

[Más información: Kate Middleton, fan de la moda 'made in Spain': los 'looks' que lo demuestran]