Después de unos meses convulsos para la familia real británica, finalmente llegan las buenas noticias. El Palacio de Buckingham mediante un comunicado ha desvelado que la la princesa Beatriz de York (31 años) y Edoardo Mapelli Mozzi (36) se darán el esperado "sí, quiero" el próximo 29 de mayo de 2020. También revelaron que la ceremonia se llevará a cabo en The Chapel Royal en St James's Palace, con una recepción a continuación en el Palacio de Buckingham.

Noticias relacionadas

"La pareja se comprometió en Italia en septiembre de 2019. La Reina les ha dado permiso para que la ceremonia tenga lugar en la Capilla Real del Palacio de St James", desliza la nota. Después de la ceremonia religiosa, a la que está previsto que acudan todos los miembros de la Familia Real británica y los amigos íntimos de la pareja, Isabel II (93) ofrecerá a los recién casados y a sus invitados una recepción privada en los jardines del Palacio de Buckingham.

Se entiende que la nieta de la Reina aceptó la oferta de la reina de una recepción en el Palacio de Buckingham como muestra de apoyo después de unos meses plagados de baches para la familia tras el retiro de la vida pública de Meghan Markle (38) y el príncipe Harry (35).

"Bea estaba encantada y muy agradecida de aceptar la oferta de la Reina. Fue un gesto realmente especial, ya que será la primera celebración de boda en el Palacio de Buckingham desde que William y Catherine lo hicieron en 2011", ha comentado una amiga de la princesa al medio británico Daily Mail. 

La boda de la princesa Beatriz será la cuarta real en los últimos años, después de la de los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan, en 2018; Eugenia de York, también en 2018, y la de Gabriella Windsor, hija de los príncipes de Kent, este mismo año. Estos tres enlaces tuvieron lugar en la capilla gótica de San Jorge, en el castillo de Windsor ubicado en el condado de Berkshire y que es residencia de fin de semana de la reina Isabel II. 

En un principio, se pensaba que Beatriz y Edoardo, que se unieron a la reina Isabel II estas Navidades, probablemente celebrarían la ceremonia en la Capilla de la Guardia en el cuartel de Wellington. Sin embargo, esto no se confirmó, ya que el papel del duque de York como coronel de la Guardia de Granaderos ha estado en duda desde que retrocedió de los deberes reales en noviembre. De hecho, se pensaba que la pareja se casaría en junio en una cita que no chocara con la armada Royal Ascot de su abuela. 

"Estamos muy contentos de poder compartir la noticia de nuestro reciente compromiso. Tenemos muchos intereses y valores similares, y sabemos que esto nos ayudará en los próximos años", aseguraba la pareja en un comunicado con el anuncio de su compromiso. 

Beatriz sigue los pasos de su hermana, Eugenia de York, que se casó el pasado octubre con el empresario Jack Brooksbank, en una ceremonia en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, a las afueras de Londres, a la que asistieron 800 invitados.

La princesa Beatriz había tenido anteriormente una relación con David Clark, del que se separó en 2016 después de 10 años, y el pasado junio se la vio por primera vez en público en Londres con su ahora prometido, conocido como Edo.

Edoardo es hijo del exesquiador olímpico conde Alessandro Mapelli Mozzi, que fue amigo del duque de York, en tanto que su padrastro, que falleció en 2011, era Christopher Shale, un político conservador cercano al ex primer ministro David Cameron (52). El prometido de la princesa Beatriz tiene un hijo, Wolfie, fruto de una relación con su exprometida Dara Huang.

[Más información: El padre de Meghan Markle, dispuesto a testificar contra ella en su guerra con la prensa]