Simoneta Gómez-Acebo (51 años) se encuentra ingresada en el hospital. Justo cuando se cumple una semana del fallecimiento de su madre, la infanta Pilar, se ha desvelado que su hija, la prima de Felipe VI (51), lleva varios días ingresada en el hospital. Aunque se desconocen los motivos de su hospitalización, algunas fuentes apuntan a que se podría tratar de una afección respiratoria. 

Noticias relacionadas

Según ha apuntado Vanitatis, este ingreso se ha producido después de que Simoneta llevase varios días sin encontrarse demasiado bien. De hecho, se hace ver que había pospuesto su ingreso para poder estar más tiempo con su madre en sus últimas horas de vida. Este miércoles, los hermanos de Simoneta han acudido al centro médico para acompañarla en este difícil momento. 

Simoneta durante el entierro de su madre, la Infanta Pilar. Gtres

Lo cierto es que la noticia de su ingreso se conoce justo una semana después del triste fallecimiento de su madre. La Infanta perdía la vida el pasado 8 de enero acompañada de sus cinco hijos, Juan, Beltrán, Simoneta, Bruno y Fernando. Lo hacía tras batallar durante un año contra el cáncer de colon. Toda la familia, al unísono, permaneció a su lado hasta el último momento. Cabe recordar en este punto que Gómez-Acebo es la mayor de los cinco hermanos y su máxima siempre ha sido la discreción. Está divorciada y hace vida en Madrid junto a sus hijos, María de las Mercedes, Luis Juan y Pablo, fruto de su relación con el productor José Miguel Fernández Sastrón. 

El mismo perfil bajo a nivel mediático de Simoneta han empleado sus vástagos. De hecho, Luis y Pablo recibieron educación en un internado inglés. Tan solo María se formó en el colegio Santa María del Camino, precisamente el mismo centro donde estudiaron la infanta Elena (56) y Cristina (54).

La infanta, la más locuaz de los Borbones

La Infanta Pilar en imagen de archivo. Gtres

Si bien ella ha sido muy discreta desde siempre, la espontaneidad y franqueza que caracterizaron a la infanta Pilar de Borbón en sus declaraciones públicas le hicieron ganarse la fama de ser la Borbón más campechana, locuaz y mediática, aunque ello le hizo verse envuelta en la polémica en más de una ocasión. 

Aunque siempre arrancaba sus comentarios ante los periodistas con un "no hablo de mi familia", su verbo fácil le llevaba a opinar sobre asuntos relativos a los miembros de la Familia Real o al ámbito político. "Me pregunten lo que me pregunten, contesto lo que me da la gana. Ahora, con 83 años, no me corto un pelo", resumía la infanta Pilar su forma de ser.

Como muestra de su carácter directo, "Doña Pi", como era popularmente conocida, no tuvo reparos en reconocer que tenía cáncer de colon y que se sometió a una operación delicada en febrero de 2019 en la que le quitaron "metro y medio de tripa". "Eso es muy gordo. Mi médico es mago. Ahora vivo al día", aseguró la duquesa de Badajoz semanas después en una de sus apariciones para hacer gala de su fortaleza vital. Aunque no rehuía los micrófonos, su genio le llevó a veces a descalificar las "chorradas" que le preguntaban los reporteros o los programas del corazón, de los que decía que eran "pornografía", porque "desnudan a la gente en público hablando de cosas que no conoce nadie".

[Más información: La infanta Pilar, la mujer que renunció a sus derechos dinásticos por amor: su vida, en imágenes]