No era este jueves un día fácil para elegir look para Letizia (47 años). La Reina tenía que elegir algo entre el luto y el momento "seguir para adelante" porque hay que trabajar.

Noticias relacionadas

La infanta Pilar, hermana de su suegro, falleció el miércoles a los 83 años y estaba claro que esta mañana tenía que vestir de forma discreta y sin llamar mucho la atención.

La Reina ha querido conocer los objetivos y retos de la Federación Española de Enfermedades Raras para 2020.

La esposa de Felipe VI (51) ha presidido una reunión de trabajo con la Federación Española de Enfermedades Raras, FEDER. Una cita que mantiene cada comienzo de año con una de las causas en las que más implicada se encuentra.

Hay que decir que lo aburrido del acto le ha ayudado bastante a la hora de vestir un outfit de acuerdo a las circunstancias.

La Reina ha lucido un look sobrio entre el rock y el luto. Se trata de una chaqueta que estrenó el pasado mes de noviembre durante la ceremonia de despedida en el aeropuerto Adolfo Suárez para tomar rumbo a Cuba, en el primer viaje de estado de unos reyes españoles a la isla caribeña.

Es una prenda de Uterqüe con estampado en pata de gallo XXL en blanco y negro. Lo mejor de la chaqueta son los botones, estilo fantasía. En cuanto la lució la Reina desapareció de la web de la marca de Amancio Ortega, y eso que costaba casi 200 euros, y siempre nos quedará la esperanza de que a Zarzuela también llegará la falda que tiene a juego, porque el traje completo es mucho más ideal que la parte de arriba sola.

La reina Letizia se ha reunido con la Federación Española de Enfermedades Raras.

La decisión de Letizia de combinar la chaqueta con unos leggins de cuero negro es lo que le da el toque rockero al look de este jueves. Ella de negro, pero a su manera.

Los complementos no eran nada del otro mundo, destacando los salones de ante negro de Magrit que renueva cada temporada en su armario y aunque todos pensamos que son los mismos que el año pasado, no lo son. Los básicos los cambia cada temporada.

En la mano ha llevado una cartera estilo maletín de Hugo Boss que le encanta para ir a sus reuniones dándole el toque working girl a su aspecto.

La reina Letizia durante el evento de este jueves en Madrid.

Como joyas todavía menos que destacar, ya que ha llegado unos diamantes pequeños y redondos, de los que pueden colgar una perla en forma de pera y su inseparable anillo de Karen Hallam.

Y no tenemos mucho más que contar, ya que este es el único y solitario acto que la Reina va a protagonizar esta semana. Porque es mejor empezar con calma, poco a poco.

[Más información: La Letizia más atrevida en una Pascua Militar: con una pierna al aire y el pelo semirecogido]