Iñaki Urdangarin (51 años) ha retomado esta semana su voluntariado en el centro Don Orione tras cuatro días de permiso penitenciario que le han dejado pasar la Navidad con toda su familia en Vitoria. Después de unas relajados días en su ciudad natal, el 28 de diciembre volvía a la prisión y de esta forma ha continuado con su rutina cada martes y jueves acudiendo a la ONG. Este 9 de enero, menos de 24 horas después de la muerte de la tía de su esposa, la infanta Pilar, el cuñado del Rey se ha dirigido por primera vez a los periodistas para compartir su pesar.

Noticias relacionadas

El miércoles fue un día duro para toda la Familia Real. Pilar de Borbón fallecía en la Clínica Ruber Internacional de Madrid a los 83 años. La hermana de Juan Carlos (82) ingresaba en este centro el 5 de enero con motivo de una bronquitis, además del cáncer de colón por el que lleva luchando aproximadamente un año.

A primera hora de la mañana llegaba al Hogar Don Orione -Pozuelo de Alarcón- este jueves. Siempre suele ofrecer un escueto saludo a los periodistas allí congregados, pero en este día, tras celebrarse la capilla ardiente de la infanta Pilar a última hora de la tarde de este miércoles, Iñaki ha querido dedicar unas palabras a toda la prensa que se encontraba en las aproximaciones del centro con motivo del fallecimiento: "Hoy es un día duro para la familia", ha confesado el marido de Cristina de Borbón (54). De esta manera, el yerno del rey Juan Carlos ha querido mostrar sus condolencias a toda la familia de su mujer.

Urdangarin ha cumplido con su visita al centro Don Orione como cada jueves y ha comentado la muerte de la hermana de su suegro.

Su hijo mayor, en el adiós a la infanta Pilar

La capilla ardiente de la infanta Pilar se instaló este miércoles por la tarde en su casa de la urbanización madrileña Puerta de Hierro. Decenas de rostros conocidos de la política, sociedad y aristocracia acudieron a dar el pésame a los hijos de la infanta Pilar, que llegaron a la casa visiblemente afectados y rotos de dolor: Simoneta (51), Juan (50), Bruno (48), Beltrán (46) y Fernando (45), acompañados de sus respectivos hijos y parejas. También estuvieron presentes la infanta Margarita (80), acompañada de Carlos Zurita (76) y sus hijos, María (44) y Alfonso (46).

Juan Valentín Urdangarin acudió a la capilla ardiente de la infanta Pilar.

Acto seguido han llegado los eméritos, Juan Carlos y Sofía (81), desbastados por la noticia, han estado al lado de la infanta Pilar en sus últimas horas. Les ha seguido la infanta Elena (56), que ha llegado con Froilán (21) y Victoria Federica (19), quien conducía el vehículo mientras su madre no podía ocultar el terrible dolor. También ha querido acudir Juan Valentín (20), el hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, a pesar de que su madre no hizo acto de presencia pese a ser una de las más esperadas por su estrecha unión con su tía -algunos medios apuntan que su ausencia estaba calculada para no coincidir con los reyes Felipe (51) y Letizia (47), que sí acudieron-.

También acudió a la capilla ardiente la modelo Laura Ponte (46), la que fuera nuera de la infanta Pilar y madre de sus nietos fruto de su relación con Beltrán.

Cayetano Martínez de Irujo (56) se acercó a darle su último adiós a la infanta, igual que otros rostros de la aristocracia como su hermano Fernando o Cristina de Borbón Dos Sicilia, Pedro López-Quesada, Beatriz de Orleans, Irene de Grecia o Teresa de Baviera.

[Más información: El paseo de enamorados de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, disfrutando de la libertad]