La reina Letizia (46 años) está de revival. Si este lunes lucía en Valencia un vestido del que ya nos habíamos olvidado, este martes ha vuelto a hacerlo. No es una mala técnica dejar un tiempo en el armario una prenda para que luego, cuando decidas volver a ponértela, parezca casi nueva. El problema es que el traje que ha elegido este martes era inolvidable, ya que lo llevó en uno de esos momentos, digamos que históricos.

Noticias relacionadas

Los Reyes recibían esta miércoles en audiencia a la nadadora de natación sincronizada Ona Carbonell, que acaba de regresar de los mundiales de natación que se están celebrando en Gwangju, Corea del Sur, con dos medallas más en su poder. La catalana suma así 23 metales en su palmarés, una cosa asombrosa.

La reina Letizia ha recibido en audiencia a Ona Carbonell este martes.

El caso es que Letizia ha lucido el único vestido, por lo menos que le hayamos visto, de la firma americana Michael Kors. Se trata de un traje en color coral, súper entallado, sin mangas, que lleva un cinturón finito a juego y como detalle tres botones dorados a ambos lados de la cadera. Cuando lo estrenó, hace poco más de un año, costaba más de 1.500 euros.

Pero para la ocasión para la que fue elegido merecía la pena la pasta que cuesta. La esposa de Felipe VI (51) lo estrenó el día de su encuentro con Melania Trump (49) en la Casa Blanca, en junio del año pasado. El look tenía una triple intención, la primera lucir una firma norteamericana para hacerle un pequeño homenaje a los anfitriones, la segunda demostrarle a la Primera Dama que tienen muchas cosas en común, ya que la mujer de Trump (73) tenía el mismo vestido en color azul, y la tercera dejar claro que nuestra Reina tiene tipazo y no tiene nada que envidiarle a la ex modelo.

Letizia durante su encuentro con Melania Trump, luciendo el vestido de Michael Kors.

Para el reestreno de este vestido la Reina no ha cambiado los complementos que lució en la Casa Blanca, ha llevado los mismos. Bueno, menos la cartera, porque estando en Zarzuela no tiene mucho sentido aparecer con el bolso en la mano.

En los pies ha calzado los mismos salones de Magrit, en ante rosa que pisaron los salones de Melania Trump.

Detalle de los salones de Magrit que ha lucido la reina Letizia.

También ha elegido los mismos pendientes que lució en Washington, los 'Doble daga' de la firma española Gold & Roses, cuyo precio alcanza lo 1.985 euros. Pero desde luego, los está rentando porque se los pone mucho, muchísimo.

Ona Carbonell ha sumado 23 medallas en su palmarés, convirtiéndose así en la mujer con más metales FINA.

Lo que nos gusta más que la anterior vez es el peinado. Esta mañana Letizia ha decidido peinarse con una sencilla coleta, que le queda mucho mejor que la melena suelta. Ya sabemos que en moda y belleza lo menos es más, casi siempre.

La Reina tiene este martes doble cita, ya que luego se desplazará a El Escorial para tener un encuentro con todos los presidentes de los Institutos Cervantes de todo el planeta.

[Más información: El error estilístico de la reina Letizia: combina un vestido rojo con un bolso rosa palo]