El rey Juan Carlos (81 años) ha celebrado este domingo un almuerzo privado en la localidad madrileña de Aranjuez, con familiares y amigos. Una comida emotiva que coincide con el día en el que se retirará de manera definitiva de los actos institucionales.

Noticias relacionadas

Tras la comida, el rey emérito asistirá a la plaza de toros de Aranjuez, donde se celebrará una corrida con motivo de las fiestas de San Fernando y en la que, además, se rendirá homenaje a su madre, María de las Mercedes, condesa de Barcelona. 

Juan Carlos ha llegado a los Jardines Oñate, donde se ha organizado este almuerzo, poco antes de las 15 horas en el asiento del copiloto de su vehículo.

Antes de acceder al recinto, vetado a los medios de comunicación, ha bajado la ventanilla del coche y ha saludado con la mano a la prensa apostada en la puerta de acceso.

La infanta PIlar a su llegada al almuerzo con el rey Juan Carlos en Aranjuez.

Ante las preguntas de los periodistas por el hecho de que haya decidido dejar a partir de este domingo su agenda institucional, se ha limitado a saludar de nuevo.

Una hora antes han llegado los invitados a este evento y se han podido ver dentro de los vehículos a algunos familiares del monarca, como la infanta Pilar de Borbón (82), hermana del rey; su hija, la infanta Elena (55); o María Zurita (43), hija de la infanta Margarita (80).

La infanta Elena suele acompañar al rey Juan Carlos a la plaza de toros, sobre todo Las Ventas.

La comida ha estado organizada por Pedro Trapote, un viejo amigo del monarca que celebra todos los años un encuentro gastronómico en su casa para acudir después a la plaza de Aranjuez.

Lo cierto es que es muy probable que la corrida de este domingo este marcada por la emoción, ya que este evento coincide con el día a partir del cual el monarca dejará de asistir a actos institucionales. 

[Más información: El rey Juan Carlos reaparece en los toros tras anunciar que se retira de la vida pública]