Casa del Rey ha divulgado este lunes en su página web la lista completa de regalos que recibieron en actividades oficiales los miembros de la Familia Real. En lo que respecta a sus hijas, la princesa Leonor (13 años) y la infanta Sofía (12), les correspondieron 34 obsequios en común, así lo reza el informe facilitado que data del año 2018. Un total de 14 regalos más que en el 2017.

Noticias relacionadas

Por su parte, la princesa Leonor tuvo tres regalos dirigidos específicamente a ella por ser la princesa de Asturias -un colgante, un libro y dos ejemplares del Quijote-. Eso sí, junto a su hermana, recibió camisetas, gorras, peluches, complementos, medallas y hasta dos kits de ciberseguridad de manos del Centro Criptológico.

Uno de los más llamativos y sorprendentes ha sido precisamente ese, el kit de ciberseguridad. El Centro Criptológico Nacional le hizo entrega a Felipe VI (51) este obsequio para sus dos hijas. Tuvo lugar durante la asistencia del mismo a la inauguración de la XII Edición de las Jornadas de Seguridad de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Las infantas Leonor y Sofía en una imagen de archivo.

Por otro lado, y durante el mes de febrero del pasado año, ambas recibieron una maqueta de maquinaria agrícola. Al igual que en el anterior caso, el regalo fue entregado directamente al Rey durante la inauguración de la 40.ª edición de la Feria Internacional de la Maquinaria Agrícola, en Zaragoza. En la misma ciudad, unos meses más tarde, la Junta Directiva del Consejo de Colegios Mayores de España entrega a la princesa de Asturias y a la infanta Leonor dos medidas de la Virgen del Pilar. Este obsequio es uno de los recuerdos más comunes que se llevan a casa los visitantes de Zaragoza.

La Archicofradía Primaria de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno otorgó a las hijas de los Reyes dos pañuelos, todo ello mientras su Majestad el Rey hacía acto de presencia en el besapié a la imagen de Jesús de Nazareno. 

Por último, en la inauguración del congreso Arquitectura y sociedad, y durante una visita a las instalaciones del grupo industrial Mtorres, se hizo entrega a Felipe VI de dos rompecabezas para sus hijas. Este típico juego de habilidad y paciencia consiste en recomponer una figura o una imagen combinando de manera correcta unas determinadas piezas, lo que obliga a las infantas a razonar antes de actuar frente cualquier situación que les surja en su día a día. 

[Más información: Los 440 regalos que ha recibido la Familia Real: Juan Carlos y Sofía, 'castigados' con solo 4]