Emoción a flor de piel en la sede del Instituto Cervantes de Madrid. Este miércoles 31 de octubre, día de su cumpleaños, Leonor de Borbón (13 años) ha intervenido por primera vez en público, ejerciendo de princesa de Asturias y leyendo el primer artículo de la Constitución Española. A pesar de la relevancia y lo magno de tal acontecimiento, parte del protagonismo indirecto lo ha adquirido, nuevamente, su madre, la reina Letizia (46).

Treinta y seis segundos de lectura en los que la esposa de Felipe VI (50) ha obviado su faceta como consorte, ha retirado la tiara de su testa y ha contemplado a su hija Leonor, la primera en la línea de sucesión al trono de España, como una madre orgullosa al borde de la lágrima. 

La inexpresividad propia de los miembros de la Familia Real ha quedado, por primera vez en un segundo plano. Letizia no ha podido ocultar su orgullo en un derroche de emoción, siempre controlada, que las cámaras han captado y ella no ha tratado de ocultar en ningún momento.

Con una dicción perfecta y sin mirar al texto en determinados momentos del discurso, Leonor leía las 55 palabras que, con total seguridad, habrá ensayado hasta la saciedad con ayuda de sus padres, los reyes de España. Ha llamado la atención que la última línea del discurso, Leonor la haya hecho directamente mirando a los presentes, haciendo hincapié en la institución que representa: "monarquía parlamentaria". 

Consciente de que sus movimientos, ademanes y por supuesto su estilismo iba a ser analizado a examen, Letizia ha optado no solo por no estrenar sino por utilizar uno de sus outfits más sobrios. Para tan especial ocasión, la monarca ha recurrido a su traje de chaqueta dos piezas en color gris oscuro con bordados firmado por Felipe Varela y que lució por primera vez en el Día de la Hispanidad de 2017. El look lo ha completado con unos salones azules de Nina Ricci con cartera de mano azul de pitón de la firma Magrit a juego. 

Tan solo en ocasiones muy especiales, Letizia recurre al joyero de sus recuerdos y luce sus impresionantes pendientes de Bulgari estilo pendentif. Este ha sido uno de esos momentos. Como pendientes, Letizia ha lucido la pieza desmontable con criollas doble aro de aguamarinas, oro blanco y diamantes que la prestigiosa firma de joyería italiana regaló a la entonces princesa de Asturias precisamente por el nacimiento de su primogénita, Leonor de Borbón. El modelo histórico corresponde al rango más alto de Bulgari, high jewelry, donde la exquisitez y la excelencia en la perfección de la joya se eleva a la máxima potencia. Su valor, según pudo conocer JALEOS a través de la propia firma italiana, supera los 50.000 euros. 

La reina Letizia y su hija, la princesa de Asturias. Gtres

Con este importante acontecimiento llega a su fin la agenda de actos públicos de la reina Letizia para esta semana. Si bien es cierto, los reyes acudirán el próximo lunes día 5 de noviembre al 25º aniversario del periódico La Razón, un acontecimiento histórico en el que se toparán con invitadas que van desde Isabel Pantoja (62) hasta Belén Esteban (45).

[Más información: Los 36 primeros segundos de Leonor como aspirante a reina en el día de su cumpleaños]