El príncipe heredero Ernst August de Hannover (34 años) y su esposa, la diseñadora rusa Ekaterina Malysheva (31) por fin son padres. El bebé nació el pasado 22 de febrero en Alemania, país en el que reside la pareja, convirtiéndose en el primer nieto de Ernesto de Hannover. 

Noticias relacionadas

Durante el tiempo que ha durado el embarazo, Ekaterina ha reducido drásticamente sus apariciones públicas y apenas se ha dejado ver. La pareja solo apareció la semana pasada en el Orangerie Herrenhausen con motivo del Día del Hospicio Infantil. Un secretismo que han mantenido incluso después de que haya nacido el bebé, ya que todavía no han hecho oficial ningún comunicado. 

Aunque el alumbramiento se produce antes de lo esperado, ya que los cálculos apuntaba al mes de marzo, algunas fuentes cercanas a la pareja han comunicado a la revista rusa Tatler que la madre se encuentra bien.

Estos mismos medios afirman que el nuevo miembro de la familia se llama Elisabeth, siguiendo el espíritu tradicional de la familia real aunque se barajaron otras opciones como Charlotte o Victoria. 

La pareja comenzó su relación hace seis años tras conocerse en una fiesta en Londres, donde Ekaterina vivía desde que tenía 19 años. En junio de 2016 el príncipe heredero celebró unas románticas vacaciones en Grecia en las que pidió la mano de la joven diseñadora.

Así, la pareja pasó por el altar en 2017 en lo que se convirtió en una de las bodas reales más relevantes de ese año. Fue el 18 de julio, en un enlace en el que no estuvo presente el padre del novio, quien se había mostrado contrario al matrimonio. En cambio, sí que estuvieron presentes los Casiragui, que quisieron apoyar a Ernst ya que es el hijo mayor del segundo marido de su madre, la princesa Carolina de Mónaco.

[Más información: Así ha sido la boda de Ernesto de Hannover y Ekaterina Malysheva]