Kate Middleton (35 años) está a punto de dar a luz y, como toda madre, desea estar rodeada de un buen equipo profesional de confianza. Por eso Alan Farthing (54), quien ya ha atendido a la duquesa de Cambridge en sus otros embarazos al ser el cirujano-ginecólogo oficial de la Casa Real, ha tenido que retrasar sus planes de jubilación hasta que la británica de a luz. 

Noticias relacionadas

El doctor lleva bastantes años trabajando como cirujano-ginecólogo de la Familia Real, siendo el doctor de la reina desde 2008 en sustitución de Marcus Setchell. Tras una larga trayectoria profesional de éxito el médico había hecho todos los planes necesarios para retirarse en enero, pero tendrá que esperar hasta que nazca el nuevo miembro de la familia real. 

Kate Middleton en un evento reciente. Gtres.

La esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra (35) ya tiene todo organizado para cuando llegue el nuevo miembro de la Familia Real británica en abril. Para ello, además de 'sugerir' que el médico retrase su jubilación, Kate Middleton ha reservado una suite en el Hospital San Mary de Londres con un precio que puede ascender hasta las 10.000 libras (11.328 euros), habitación que también reservó con anterioridad.

Asimismo, la duquesa de Cambridge está haciendo los planes para cuando el nuevo miembro se instale en la residencia familiar. Por el momento, los jóvenes padres cuentan con la ayuda de una niñera que cuida a Charlotte (2) y a George (4), asistida por un empleado del Palacio de Kensignton.

Sin embargo, han sido muchos los que han asegurado que con uno más en la familia los duques de Cambridge tendrían que contratar una nueva niñera. Algo que por el momento han desmentido fuentes cercanas a la familia, quienes aseguran a distintos medios británicos que los jóvenes padres consideran que con una nany es suficiente.

[Más información: La divertida gira de Guillermo y Kate en Suecia y Noruega]