La reina Isabel II ardó cinco años en dejar que Kate Middleton entrara en el palacio de Buckingham así que muchos pensaron que Meghan Markle (35) lo tendría peor. La duquesa de Cambridge estudió en la misma escuela de Guillermo y Harry, su familia es rica -aunque no aristocrática- y son todos británicos de pura cepa. Markle no, Meghan Markle es distinta: americana, mulata, de familia desestructurada y sin recursos, y actriz. Pues parece que a la reina no le ha importado nada su pasado y dice estar "encantada" con la nueva novia de su nieto. 

Noticias relacionadas

La soberana ha dicho a sus allegados, según informaba esta semana US Weekly, que "apoya totalmente" la relación de Harry con Meghan. "Está encantada de ver a Harry en una relación tan bonita", han dicho las fuentes a esta publicación americana. 

La reina de Inglaterra con su nieto Harry Gtres

La actriz he entrado con buen pie en la familia real británica. Además del apoyo del príncipe Guillermo y Catalina, y de la aprobación de la reina, cuenta con un grupo de asesores que la ayudan a no cometer errores de protocolo. Un amigo de Harry dice a la misma revista que Markle se sintió "abrumada" ante la buena acogida que ha tenido y que cuenta con Jason Knauf, secretario de comunicación, y Ed Lane Fox, secretario privado, como asesores. 

"Ha habido momentos en los que Meghan se ha sentido insegura ante las normas protocolarias pero contar con ayudantes de este nivel le ha servido para que las cosas fluyan", dicen estas mismas fuentes. 

Meghan en Instagram muestra una pulsera como la de Harry, lo que levantó las primeras sospechas Instagram

Con 1,4 millones de seguidores en Instagram, ha tenido que ser cautelosa. Esa es una de las pautas que le han dado desde Buckingham Palace. "Tiene que tener cuidado de no revelar los lugares en los que está o mandar mensajes erróneos, y poco a poco se va acostumbrando". 

Con todo, no está a salvo de polémicas. Esta misma semana algunos medios han publicado supuestas imágenes de la novia del príncipe Harry en las que aparece en topless. Las fotografías habrían sido tomadas en 2005 en la isla griega de Mykonos con su ex marido, el productor Trevor Engelson. Las imágenes no son de ella, pero eso no ha servido para parar su difusión. 

Comunicado público del príncipe Harry sobre su novia

Hace unas semanas, el propio Harry hizo unas declaraciones en las que reclamaba respeto hacia su novia y criticaba que los medios se entrometieran en su vida privada. El soltero de oro de Gran Bretaña tiene experiencia personal en el conflicto que puede suponer la entrada de la prensa en la vida privada de uno. Su madre, la princesa Diana, murió en París mientras era perseguida por paparazzi en moto y aunque se probó que no fueron los culpables, es un hecho que ha quedado marcado en la memoria del joven heredero. 

Portada del The Sun en el que se puede ver a la pareja en las calles de Londres

Hace seis meses que Harry y Meghan salen juntos y los paparazzi ya han logrado hacerles la primera foto. Fue la semana pasada cuando The Sun publicó en su portada la imagen de Harry y Meghan paseando de la mano en Piccadilly, el centro de Londres. Fueron a ver la versión cómica de JM Barrie sobre la batalla del Capitán Garfio y Peter Pan en el teatro Apollo. No es la primera vez que salen aunque sí la primera de la que hay testimonio gráfico. Hace unos meses fueron a ver El rey León en el West End, también el en el centro de Londres.

El lunes 12 de diciembre la actriz de la serie Suits viajó a la capital británica y se instaló en el ala del Palacio de Kensington que tiene asignada el príncipe Harry: Nottingham Cottage. Ella vive en Toronto y él en Londres por lo que aprovechan cualquier oportunidad para reunirse. 

Meghan Markle en una intensa escena de la serie Suits

Las fuentes consultadas por US Weekly señalan que es probable que en unas semanas se anuncie el compromiso oficial de la pareja. Así que podría haber boda real en 2017. Mejor dicho: dos bodas reales. Porque la hermana de Kate Middleton, Pipa, se casa el próximo verano. Será difícil mantener a los paparazzi a raya, por mucho que lo pidan los implicados...