Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el aceite de ricino es uno de los mejores productos para aumentar el espesor de tus cejas y pestañas. El árbol del ricino, conocido también como higuera infernal, es una planta procedente de África central y otras regiones tropicales y, entre sus propiedades, se encuentra la de rejuvenecer.

Sin embargo, aparte de sus maravillosos beneficios para la piel y el cabello, nos vamos a centrar en su poder para incrementar el espesor y belleza de cejas y pestañas. Toma nota, te enseñamos cómo utilizar el aceite de ricino.

Propiedades del aceite de ricino para las pestañas

El aceite de ricino para las pestañas es natural y nos aporta grandes cantidades de ácidos grasos esenciales, vitamina E y proteínas. Todas estas propiedades del aceite de ricino lo convierten en un potente remedio natural para lograr estimular el crecimiento del vello. De hecho, es uno de los productos más empleados para obtener unas cejas más pobladas y unas pestañas más largas.

Estas son algunas de las propiedades del aceite de ricino para las pestañas:

  • Tiene grandes cantidades de ácido ricinoleico que promueve el crecimiento del pelo al penetrar en los folículos pilosos y alimentar la raíz del vello. Esto dará lugar a unas pestañas más fuertes, espesas, largas y sanas.

  • También posee ácidos grasos Omega-9, ayudando a combatir el sebo en exceso que, a veces, provoca la caída de las pestañas e impide que crezcan de forma sana y correcta.

  • Por otra parte, el ácido ricinoleico cuenta con propiedades antibacterianas y antifúngicas muy potentes, ideales para combatir hongos y bacterias que podrían dañar las pestañas e impedir su óptimo crecimiento.

  • Por último, el aceite de ricino para las pestañas actúa aportando hidratación natural, lubricándolas desde la raíz y favoreciendo así su crecimiento. Por eso es un excelente tratamiento natural para evitar la caída del vello en cejas y pestañas provocada por diversos factores: alergias, maquillaje inadecuado, estrés, alteraciones hormonales, deficiencias nutricionales, etc.

Beneficios del aceite de ricino para las cejas

  • El ácido ricinoleico es perfecto para estimular el crecimiento del vello en las zonas más despobladas. Como hemos indicado en el apartado anterior, mejora la nutrición de los folículos pilosos, es decir, donde crece el pelo, haciendo que crezca con más fuerza.

  • Además, hidrata y acondiciona el vello, de manera que evita la resequedad y hace que las cejas luzcan más suaves y brillantes.

  • Previene también la caída del pelo.

  • Si usas aceite de ricino en las cejas las tendrás más pobladas, gruesas y bonitas. 

Cómo usar el aceite de ricino en las cejas y pestañas

Ahora que conoces todas las propiedades del aceite de ricino, solo te falta aprender cómo utilizarlo de forma correcta. En primer lugar, te mostramos lo que vas a necesitar:

  • Un cepillo de rímel.

Cepillos desechables para pestañas y cejas

  • Aceite de ricino prensado o procesado en frío para que sea lo más natural posible.

Aceite de ricino 100% orgánico y prensado en frío

Cómo aplicar aceite de ricino en pestañas y cejas:

  1. Lo primero que debes hacer es limpiar bien tu rostro con agua y jabón neutro para eliminar la suciedad. Además, si tienes restos de maquillaje, utiliza primero un producto desmaquillante para que queden limpias por completo.

  2. Limpia muy bien el aplicador de rímel para que no quede ni rastro de máscara de pestañas.

  3. Después, introduce el cepillo limpio en el aceite de ricino y pásalo por el borde de la botella, como harías con el rímel, para retirar el exceso de aceite.

  4. Del mismo modo que si fuera rímel, aplica el aceite de ricino en las pestañas. Es decir, comienza desde el interior del ojo y ve deslizando el cepillo desde la base hasta la punta de las pestañas haciendo movimientos en zig-zag.

  5. Todas las pestañas y cejas deben quedar bien impregnadas, pero te recomendamos que pases un trozo de papel absorbente o algodón si te has excedido con la cantidad.

  6. A continuación, sumerge de nuevo el aplicador de rímel en el contenedor de aceite de ricino y aplícalo sobre las cejas en la misma dirección del crecimiento del vello.

  7. Deja que el aceite de ricino actúe en cejas y pestañas durante toda la noche. Al día siguiente, lava tu rostro con agua tibia y un jabón facial limpiador para eliminar los restos.

  8. Para terminar, repite este procedimiento todas las noches y obtendrás unos resultados muy satisfactorios.

Precauciones con el aceite de ricino

Para obtener buenos resultados utilizando aceite de ricino para las pestañas y cejas, debes ser muy constante y seguir los pasos indicados en el apartado anterior. En cualquier caso, los resultados dependerán del grosor y fuerza del pelo, pero es habitual ver cambios pasadas cinco o seis semanas desde el inicio del tratamiento.

No obstante, en el caso de las cejas no veremos resultados contundentes hasta un par de meses después de comenzar a aplicar el aceite de ricino, así que debes ser constante y tener paciencia.

Antes de terminar, queremos que sepas que, a pesar de las muchas propiedades del aceite de ricino sobre el vello de estas zonas, debes tener en cuenta algunas precauciones antes de utilizarlo:

  • Asegúrate de que el aceite de ricino para las pestañas sea apto para fines cosméticos, así evitarás irritaciones. Recuerda también que debe estar prensando o procesado en frío.

  • Cuando apliques el aceite de ricino, procura que no entre en contacto con los ojos, podría irritarlos.

  • Úsalo siempre con las cejas y pestañas bien limpias y libres de maquillaje y suciedad.

  • Por último, en caso de que sientas irritación o comezón, suspende de inmediato el tratamiento y consulta a un dermatólogo.

También te puede interesar...