En España, el horno es uno de los electrodomésticos más utilizados por sus numerosas funciones. Permite cocinar numerosas recetas de forma sencilla. Sin embargo, la limpieza de este electrodoméstico es una de las cosas que menos nos gusta realizar. Por fortuna, para ayudarte a eliminar la grasa acumulada en el horno, existen trucos que te ayudarán a que esta tarea sea más rápida, cómoda y sencilla. Como, por ejemplo, la limpieza de la bandeja. ¡Comenzamos!

Cómo limpiar la bandeja del horno

Estos son los remedios más efectivos para limpiar la bandeja del horno quemada y con suciedad incrustada. Después de aplicar cualquiera de ellos, tus bandejas quedarán impecables. ¡Toma nota!

1. Vinagre y bicarbonato

El bicarbonato es el producto por excelencia más efectivo y, por tanto, el más utilizado para diferentes usos domésticos y personales. En este caso, el vinagre junto con el bicarbonato de sodio es muy efectivo para limpiar la bandeja del horno quemada.

Para conseguir un óptimo resultado, lo ideal es hacer una pasta añadiendo en un bol 10 cucharadas de bicarbonato, tres de vinagre y cuatro cucharadas de agua caliente. Recuerda agregar el vinagre poco a poco para evitar que se genere mucha espuma. La consistencia debe ser cremosa, de manera que si es necesario puedes agregar más bicarbonato.

Distribuye la pasta en el horno, en especial en las bandejas y áreas donde esté más sucio. Deja actuar durante varias horas antes de retirar la pasta con la ayuda de una esponja y agua con un pulverizador. Esta es una de las formas más eficaces para limpiar la bandeja del horno con bicarbonato.

2. Agua hirviendo

Esta opción para limpiar la bandeja de horno es muy sencilla, pues solo necesitas agua caliente. Para ello, saca las bandejas del horno y retira el exceso de grasa con un papel de cocina. Después, coloca en el fregadero o en un recipiente grande abundante agua hirviendo con un poco de lavavajillas, introduce la bandeja y déjala en remojo durante un par de horas.

Transcurrido este tiempo, lava con cuidado la bandeja de horno con una esponja y seca antes de volver a introducirla en el horno. Si quieres aumentar la efectividad de este truco, puedes añadir al agua un poco de bicarbonato.

3. Bandejas de vidrio

Las bandejas de vidrio para el horno son las más complicadas de mantener limpias y relucientes, sobre todo porque se queman la mayoría de las veces, aunque utilicemos papel de horno. Para poder limpiar la bandeja del horno quemada de forma efectiva, empapa un cepillo de dientes viejo en agua con lavavajillas y bicarbonato de sodio.

Esta misma pasta puedes aplicarla también sobre la bandeja de cristal. A continuación, con el cepillo ve haciendo movimientos circulares para eliminar la grasa y las partes quemadas. Después de esta acción, dejar actuar esta pasta de bicarbonato durante 30 minutos. Por último, con la ayuda de un trozo de papel de aluminio retira el exceso de producto y procede a lavarla de forma habitual.

4. Limón

El limón también es muy efectivo para eliminar la grasa de las bandejas, pero además elimina los olores que se acumulan en el horno. Para disfrutar de las ventajas de este cítrico, agrega agua a la bandeja del horno, añade el zumo de un limón y su cáscara, enciende el horno y dejar actuar durante 20 o 30 minutos. Por último, retira la bandeja y lávala como lo haces siempre. El limón también tiene propiedades antibacterianas para desinfectar la bandeja de horno.

5. Vinagre

El vinagre puede utilizarse para limpiar la bandeja del horno con bicarbonato, como hemos explicado antes, y es que es uno de los productos más utilizados para múltiples tareas domésticas. Es un potente desinfectante que, además, ayuda a mantener las superficies limpias y libres de grasa.

Para emplear este truco, lo primero que debes hacer es colocar en una botella con pulverizador tres partes de agua por una de vinagre. Distribuye esta mezcla sobre las paredes y bandeja de horno, deja actuar durante 15 o 20 minutos y limpia con una esponja como de costumbre.

6. Papel de aluminio o de hornear

Para mantener la bandeja de horno siempre limpia, lo recomendable es seguir un mantenimiento para que no acumule grasa ni comida quemada. Una forma práctica y rápida de hacerlo es cubrirla con papel de aluminio o papel de hornear.

Por supuesto, debes saber que en el caso del papel de aluminio podría afectar un poco al sabor de determinados alimentos como, por ejemplo, el tomate. Sin embargo, este truco está recomendado, sobre todo, cuando se van a cocinar alimentos que desprenden mucha grasa que luego será difícil de eliminar.

7. Agua oxigenada y bicarbonato

Otro método muy efectivo para limpiar la bandeja del horno quemada es cubriendo la misma con una capa de bicarbonato, una capa encima de peróxido de hidrógeno y, por último, otra capa de bicarbonato de sodio.

Deja actuar esta mezcla un par de horas y luego limpia con movimientos circulares con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves o una esponja. Enjuaga con agua y jabón, seca muy bien y tu bandeja de horno quedará reluciente.

Con estos trucos comprobarás lo sencillo que es limpiar la bandeja del horno con bicarbonato sin que esta tarea se convierta en un auténtico quebradero de cabeza. Además, en la mayoría de los casos, solo necesitas ingredientes naturales que todos tenemos en casa, por lo que son trucos prácticos y económicos. ¡No esperes más para probarlos!

También te puede interesar...