La copa menstrual es una opción saludable, cómoda, económica y ecológica para sustituir las compresas y tampones durante la menstruación. Con este artículo aclaramos todas tus dudas: qué es, cómo colocarla y retirarla y cuál es la mejor copa menstrual acorde a tus necesidades.

Qué es la copa menstrual

También conocida como copa vaginal, es un recipiente de silicona médica que se introduce en el interior de la vagina. Se adapta de manera perfecta a las paredes vaginales y recoge el flujo en su interior en todo momento. Tiene un uso ilimitado, es un método seguro e indoloro y está libre de químicos. 

La copa menstrual es flexible y se adapta al interior de tu cuerpo a la perfección. De hecho, ni siquiera notarás que la llevas puesta. Se puede utilizar a diario y durante todo el ciclo, incluso por las noches dormirás tranquila y plácidamente sin sorpresas inesperadas. Al finalizar la menstruación, solo tendrás que esterilizarla con agua hirviendo y guardarla en su bolsita de algodón hasta el siguiente ciclo menstrual.

Lo mejor de todo es que te olvidarás por completo de tampones, compresas, salvaslips, manchas, olores… Además de ahorrar mucho dinero de manera ecológica, pues se estima que una mujer puede llegar a consumir unas 12.000 compresas o tampones a lo largo de su vida. Otra ventaja es que es una solución hipoalergénica que permite que el flujo menstrual no permanezca durante mucho tiempo en contacto con las paredes vaginales. De esta manera evitarás la proliferación de bacterias y el riesgo de infecciones. Tampoco altera el equilibrio de la mucosa vaginal, no deja residuos como los tampones y no te hace sudar ni produce molestos picores o irritaciones. Además, el uso de la copa menstrual permite mayor libertad de movimiento

Cómo poner la copa menstrual

Para colocar de forma correcta la copa menstrual solo tienes que introducirla, todavía cerrada formando una 'C', en la parte inferior de la vagina. Gírala para asegurarte de que está bien encajada y ya está, así de fácil. Te enseñamos paso a paso la manera correcta de colocarla:

  1. Siéntate en el inodoro con las piernas bien abiertas.

  2. Dobla la copa como te hemos explicado. Si en este punto tienes dudas también puedes consultar las indicaciones del prospecto que aparecerá en el interior del embalaje.

  3. Introduce el colector doblado en la vagina sin necesidad de llegar al fondo, pues debe quedar su puntita un poco fuera.

  4. Gira el colector para asegurarte de que está encajado y sin pliegues. También puedes pasar el dedo índice alrededor de la copa menstrual para verificar que esté bien colocada.

Pasadas entre 8 y 12 horas, según la cantidad de flujo menstrual de cada mujer, debe ser retirada de la siguiente manera:

  1. Siéntate en el inodoro y abre bien las piernas.

  2. Introduce el dedo índice por un lado entre la copa y la pared vaginal, así eliminarás el vacío y facilitarás su extracción. También puedes presionar hacia abajo la musculatura pélvica, entonces agarra el tallo de silicona de la base y estira con cuidado.

  3. Deshecha la sangre en el inodoro y lava la copa menstrual con abundante agua y jabón específico para la higiene íntima, pues tiene pH neutro.

  4. Sécala con papel higiénico y ya puedes volver a introducirla de nuevo.

Si tienes dificultades para retirarla, una posición que puede ayudarte es ponerte en cuclillas. Esta postura facilita el acceso a la copa y también su retirada.

Consejos para el uso de la copa menstrual

Tanto en la primera utilización como antes y después de cada ciclo, es fundamental esterilizar la copa para garantizar su limpieza en profundidad para eliminar microorganismos. Es tan sencillo como hervirla en agua durante 4 o 5 minutos. No se recomienda usar ollas de aluminio o teflón, pues liberan sustancias metálicas que acabarán dañando la copa.

Para una mayor comodidad, también puedes esterilizar la copa en el microondas. Para ello, pon agua a hervir y cuando esté lista introduce la copa durante 3 o 4 minutos. Utiliza siempre el mismo recipiente y al terminar, enjuaga con agua y jabón la copa en los dos casos. Para evitar que se queden manchas propias del uso, te recomendamos añadir una cucharadita de sodio (sal o bicarbonato) en el agua donde vayas a hervir la copa menstrual. Si ya presenta manchas, introdúcela en agua oxigenada 10 volúmenes pura durante 6 u 8 horas. Enjuágala bien con agua al final.

Qué hago si mi copa menstrual se cae al inodoro

Es algo muy común y puede pasarte en cualquier momento, así que atiende a estas pautas si te ocurre:

  • Pon la copa a remojo en 1 litro de agua con una cuchara de lejía durante 15 o 20 minutos.

  • Cambia la copa a otro recipiente y añade agua oxigenada 10 volúmenes pura. Debes cubrirla por completo y dejarla en remojo entre 5 y 7 horas.

  • Para terminar, esteriliza la copa dejándola hervir durante 5 minutos con agua y una cucharadita de sodio.

Cuál es la mejor copa menstrual

No es una elección fácil ni hay que tomarla a la ligera, ya que existen diferentes tamaños, diámetros y maleabilidades. En Internet tendrás más opciones para escoger la mejor copa menstrual, pues la elección es amplia y podrás comparar marcas y modelos. Tendrás que elegirla en función de tus características corporales y del tamaño y la cantidad de flujo.

Si tienes menos de treinta años, todavía no has dado a luz y tienes un flujo normal, el tamaño indicado que deberás escoger es el pequeño. 

La medida más grande está diseñada para mujeres mayores de treinta años que ya han tenido hijos o tienen un flujo más abundante.