El pasado 14 de enero, el Gobierno aprobó una subida del 0,9% de las pensiones. Un Real Decreto Ley que aplica este incremento a las pensiones contributivas y no contributivas, así como las de Clases Pasivas del Estado. La revalorización de las pensiones beneficia a casi 10 millones de pensiones contributivas y a más de 450.000 pensiones no contributivas. A la vista de esta subida, ¿cuál es la pensión mínima y máxima que se podrá cobrar en España durante el año 2020?

El nuevo incremento aprobado por el Consejo de Ministros ha provocado que todas las pensiones se multipliquen por 1,009 con respecto al año pasado. El aumento se aplica por entonces de igual forma para todas las pensiones del sistema público.

En otro artículo ya hablamos de cómo se calcula la pensión de jubilación. Ahora hablaremos de la pensión mínima y máxima de jubilación.

Pensiones contributivas

La pensión máxima establecida para el 2020 será de 2.683,34 euros (24 euros más que el año pasado). Sus beneficiarios percibirán pues un total de 37.556,76 euros al año, repartidos en 14 pagas. 

La pensión mínima para el 2020 irá en función de la situación personal o familiar de cada beneficiario. Si el titular tiene 65 años o más y vive solo, le corresponde una pensión mínima de 683,50 euros. Si tiene un cónyuge a su cargo, serán 843,32 euros. Y si tiene cónyuge, pero no a su cargo, cobrará 648,70 euros. Los menores de 65 años que tengan marido o mujer tendrán una pensión mínima de 790,90 euros. Si tienen cónyuge, pero no a su cargo, percibirán 604,40 euros. En el caso de vivir solos/as, la pensión mínima establecida es de 639,50 euros.

Los beneficiarios con 65 años o más que procedan de una invalidez y tengan cónyuge a su cargo cobrarán 1.265,10 euros. Si en la misma situación el cónyuge no está a su cargo, la pensión mínima será de 973,10 euros. Aquellos que vivan solos percibirán 1.025,30 euros.

Pensiones por incapacidad permanente 

La cuantía de las pensiones por incapacidad permanente varía en función de la edad del beneficiario y el origen de la incapacidad. Por ejemplo, si se requiere de asistencia constante de otra persona, la pensión se sitúa en:

  • 1.265,10 euros para personas con cónyuge
  • 973,10 euros si el cónyuge no depende del beneficiario
  • 1.025,30 euros si vive solo

Si el beneficiario posee la invalidez absoluta, cobrará 683,50 euros si vive solo. La pensión será de 648,70 euros si el cónyuge tiene ingresos propios o de 843,40 euros si el cónyuge está a cargo del pensionista. Las mismas cantidades rigen para el beneficiario mayor de 65 años y con incapacidad total.

La pensión por incapacidad total para las personas entre 60 y 64 años varía con respecto a la anterior. Si hay un cónyuge a cargo del titular, la cantidad a percibir es de 790,70 euros, 604,40 euros si el cónyuge no está a su cargo y 639,50 euros si vive solo. Las prestaciones por incapacidad total derivada de enfermedad común para los menores de 60 años son: 503,90 euros si el titular vive solo o tiene un cónyuge a su cargo y 499,50 euros si no se mantiene al cónyuge.

Pensiones de viudedad 

Las pensiones de viudedad nunca podrán estar por debajo de las mínimas establecidas por la ley. La paga mensual mínima para el titular con cargas familiares será de 790,70 euros mensuales. Por su parte, el beneficiario que tenga entre 60 y 64 años cobrará 639,50 euros.

En el caso de tratarse de una persona mayor de 65 años y con una discapacidad igual o superior al 65%, cobrará 683,50 euros. Para los titulares con menos de 60 años, la pensión será de 503,90 euros si vive solo o tiene un cónyuge a su cargo y de 499,50 euros si no se mantiene al cónyuge.

Pensiones de orfandad 

Si muere uno de los dos progenitores, cada huérfano cobrará 208,90 euros. Esta misma cantidad será la que se cobre si faltan ambos progenitores y hay únicamente un titular. El beneficiario menor de 18 años y con discapacidad igual o superior al 65% percibirá 411 euros si le falta uno de los progenitores.

Pensión en favor de familiares 

En este caso, la pensión mínima por persona queda en los 208,90 euros. Cantidades diferentes son las que se recibirán si no existe viudo ni huérfano pensionistas. Aquí se establece una pensión por beneficiario de 208,90 euros más el resultado de dividir 308,90 euros entre el número de perceptores. Si solo hay uno, la cuantía irá en función de su edad. En caso de tener menos de 65 años, cobrará 465,80 euros, y si tiene más recibirá 504,80 euros.