Tradicionalmente en España se han usado en joyería dos tipos de oro, regulados por ley: el de 18k y el de 14k, denominados respectivamente oro de primera y de segunda ley. A veces se utiliza también el término "oro bajo" para referirse a cualquier pureza de oro por debajo de los 18k, sea de 14k o inferior. Aunque esta terminología ya no es vigente hoy en día, se sigue utilizando aún con frecuencia.

Es normal que, con el uso y el paso del tiempo, tus joyas de oro adquieran un color oscuro y dejen de brillar como el primer día. Por este motivo, limpiar las joyas de forma regular puede contribuir a mantenerlas siempre en buen estado. En este artículo, vamos a contarte cómo limpiar joyas de oro, en especial las cadenas de oro amarillo.

Cómo limpiar una cadena de oro

Para limpiar el oro ennegrecido necesitarás elegir una solución limpiadora y poner las joyas en remojo. Después, debes frotarlas con un cepillo de dientes o un paño suave, enjuagarlas con agua y listo. ¡Toma nota, te mostramos los detalles!

1. Remojar las joyas de oro amarillo

  1. Coloca un recipiente pequeño con agua mineral con gas, un poco de lavavajillas líquido y mezcla bien. Es conveniente que el agua esté algo tibia, así las manchas saldrán con más facilidad. Además, la efervescencia del agua con gas también contribuirá a deshacer las manchas más difíciles del oro ennegrecido. Procura utilizar un lavavajillas suave o podría arruinar tus joyas.

  2. Pon tus joyas a remojo en esta mezcla intentando que no se amontonen en el fondo. Déjalas reposar entre 2 y 15 minutos y, si todavía están manchadas, vuelve a sumergirlas un poco más de tiempo.

  3. A continuación, frota muy bien las joyas de oro amarillo con ayuda de un cepillo de dientes de cerdas suaves. Después, sumerge el cepillo en la mezcla limpiadora y frota con él la cadena con movimientos suaves pero rápidos. Haz movimientos circulares en un sentido y luego en el otro, asegurándote de eliminar todas las impurezas. Cuidado con la calidad del cepillo y la fuerza que ejerces o podrías dañar tus joyas más delicadas.

  4. Enjuaga la cadena de oro amarillo con abundante agua tibia cuando termines de frotar con el cepillo. Si observas que quedan residuos de jabón en la cadena, es conveniente que la muevas mientras la enjuagas.

  5. Por último, seca la cadena con un paño suave realizando pequeños toques. Continúa hasta que hayas eliminado por completo la humedad, además así pulirás la superficie para devolverle su brillo original. Existen paños especiales para esta tarea, o puedes utilizar también un paño de microfibra.

2. Elimina la tierra y la suciedad

Después de la primera limpieza inicial, tendrás que utilizar un líquido limpiador más potente para eliminar la mugre incrustada. A continuación, te mostramos los más efectivos:

  1. Alcohol isopropílico. Este producto es un poco abrasivo, de modo que no te aconsejamos utilizarlo para limpiar joyas de oro frágiles o antiguas. Para utilizar el alcohol isopropílico, mézclalo a partes iguales con agua tibia en un recipiente pequeño. Remoja la cadena de oro amarillo durante unos minutos y enjuágala si quieres, pero no es necesario. La principal ventaja de este método es que limpias a la vez que desinfectas.

  2. Amoniaco. Mezcla 1 parte de amoniaco por cada 6 partes de agua tibia en un recipiente pequeño. Pon la cadena a remojo 1 minuto como máximo y hazlo solo con joyas nuevas y que no estén dañadas, ya que este producto es muy agresivo. Al terminar, enjuaga la cadena con abundante agua y usa este método solo cuando tus joyas requieran una limpieza profunda.

  3. Cerveza. Vierte un poco de cerveza en un paño suave, envuelve con él la cadena y frótala. También puedes humedecer un cepillo de dientes de cerdas suaves en la cerveza y utilizarlo para frotar la joya. Y recuerda, puedes usar cualquier cerveza excepto la negra.

  4. Pasta dental. Este otro producto también puede ayudarte con la limpieza de tu cadena de oro amarillo. Para ello, coloca un poco de pasta sobre un cepillo de dientes de cerdas suaves. Después, frota muy bien con él la cadena hasta obtener resultados, volviendo a aplicar el producto si fuese necesario. Cuando termines, enjuaga bien la cadena bajo el chorro de agua tibia.

  5. Solución limpiadora profesional. Otra opción si no consigues eliminar la mugre de tu cadena de oro ennegrecido, es comprar una solución específica para artículos de oro. Pero antes de utilizarla, revisa la etiqueta para asegurarte de que es segura para tu cadena y sigue las instrucciones al pie de la letra.

  6. Máquina de ultrasonidos para limpiar joyas de oro. Para lograr un resultado profesional de forma rápida y sencilla, puedes hacerte con uno de estos aparatos. Es tan fácil como colocar la cadena en el lugar indicado y la máquina procederá a su limpieza mediante vibraciones rápidas y cortas. No obstante, antes de usarla es mejor que consultes con un joyero, de lo contrario podrías dañarla.

3. Cuidados a la hora de limpiar joyas de oro

  • Revisa muy bien la cadena de oro amarillo antes de limpiarla, pues si tiene algún desperfecto podrías terminar de arruinarla.

  • Si no quieres estropear tus joyas, siempre puedes llevarlas a un profesional para que se encargue de su limpieza.

  • En caso de que no estés seguro de cómo quedará la cadena al aplicarle la solución limpiadora, mejor que hagas una prueba en una zona pequeña con un hisopo. Si cambia de color o aparece alguna mancha, enjuágala de inmediato con agua tibia.

  • Antes de comenzar a limpiar joyas de oro, mejor que tapes los agujeros del desagüe. También puedes colocar tus joyas de oro ennegrecido en un colador para asegurarte de que no se caigan durante su manipulación.

  • Antes de limpiar joyas de oro con piedras preciosas como diamantes o perlas, considera el impacto que puede tener la solución limpiadora utilizada sobre ellas, ya que pueden ser demasiado abrasivas.

  • Por último, ten cuidado con exponer una cadena de oro amarillo a ciertos productos de limpieza, al vapor o incluso al cloro, puede sufrir daños difíciles de reparar.

También te puede interesar...