En España, existen multitud de trucos y productos específicos para eliminar los malos olores. El baño es una estancia de la casa donde es posible que el mal olor sea algo recurrente. No importa que la limpieza sea habitual y la ventilación adecuada, los malos olores pueden venir de otros lugares. El bicarbonato de sodio te será de gran ayuda para este fin, así como otros remedios que te mostramos a continuación.

En este artículo, te presentamos una serie de sencillos consejos para que tu baño siempre huela bien. Porque los malos olores allí son inevitables debido al retrete, el olor a humedad o las tuberías, pero se puede evitar. ¡Toma nota!

Tips para que el baño huela siempre bien

Pensemos que el baño es un espacio donde debemos tener cuidado de desinfectar las superficies con los ingredientes adecuados y limpiarlos a diario. Además, los lugares húmedos en el baño también favorecen la formación de moho, así que, si deseas que tu baño huela bien, debes aplicar estos efectivos remedios naturales.

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores remedios para acabar con los malos olores del baño. Podemos usar un tazón pequeño lleno de bicarbonato de sodio para limpiar la papelera o pequeño cubo de basura que solemos tener en el baño.

Para resolver el problema del mal olor, enjuaga la papelera con agua y vinagre y espolvorea el fondo con dos cucharaditas de bicarbonato de sodio. Después, coloca la bolsa de basura y deja que la soda haga su trabajo, pues gracias a la acción antiolor del bicarbonato de sodio, evitarás que el baño se impregne de olores desagradables. Cambia el bicarbonato de forma regular para que el efecto desodorante sea efectivo y duradero.

Si el mal olor procede de las tuberías, hay un truco muy efectivo que puedes emplear: en un cubo, añade agua, unas cucharas de bicarbonato de sodio y unas gotas de tu aceite esencial preferido. El bicarbonato absorberá todos los malos olores de la casa y conseguirá neutralizarlos.

2. Vinagre

El vinagre es un ingrediente natural ideal para realizar diferentes labores de limpieza, así como también puede servir para eliminar los malos olores. Estos, a veces, provienen de bacterias que se esconden en lugares sucios, por lo que el vinagre con su acción esterilizante no solo limpiará el baño en profundidad, sino que evitará la formación de olores.

Mezcla vinagre con agua y colócalo en una botella con pulverizador para aplicar sobre las superficies afectadas, limpiando después con un paño húmedo. El vinagre neutraliza los olores y previene la acumulación de moho, así que llena una taza de vinagre y viértelo en los desagües dejando que actúe. Haz lo mismo con la cortina de la ducha.

También puedes elaborar un desodorante ambientador mezclando dos tazas de agua, una cucharadita de vinagre blanco, una de bicarbonato de sodio y diez gotas de tu aceite esencial favorito.

3. Limón

Los limones están repletos de multivitaminas ideales para nuestro organismo. Sin embargo, también son fundamentales para limpiar la cocina y neutralizar los malos olores. Y es tan sencillo como colocar un par de rodajas de limón en una esquina del baño y ¡listo!

4. Cerillas

Es uno de los remedios más populares, pero también uno de los menos eficaces. La razón es porque si enciendes una cerilla cuando vas a tirar de la cadena, el mal olor disminuye ya que el fósforo de las cerillas tiene un aroma muy intenso. Por desgracia, tras la esencia a fuego o quemado, el hedor regresará al baño si no se realiza ninguno de los demás trucos.

5. Ventila el baño a diario

Ventilar durante al menos 10 minutos cada estancia de la casa es fundamental para evitar los malos olores. Este acto tan sencillo ayudará a eliminar virus, bacterias o cualquier mal olor que se haya podido producir en tu hogar. Puedes jugar con la ventilación cruzada para aprovechar las corrientes de aire y que circule con mayor velocidad.

6. Seca bien las toallas

Es inevitable que las toallas húmedas dejen un ligero olor a humedad que se extiende por todo el baño. Seca bien las toallas y cámbialas con frecuencia, guardándolas bien extendidas mejor que dobladas para que se aireen mejor.

7. Haz tu propio ambientador

Hacer un ambientador casero no solo es la opción más divertida, también es la mejor forma de asegurarte de que tu baño siempre huele bien. Pon unas gotas de tu aceite esencial favorito, como sándalo o naranja, y mézclalo con un poco de agua. Coloca la mezcla en un pulverizador e impregna todo el ambiente con la esencia.

8. Detergente para la ropa

Otro truco muy eficaz y sencillo es el del detergente para la ropa. Basta con verter un chorro de este producto en la cisterna, de manera que el detergente para la lavadora se irá al fondo y permanecerá ahí. Así, cada vez que tiremos de la cisterna, se liberará su aroma y todo el baño tendrá un olor muy agradable.

9. Utiliza jabones aromáticos

Una forma muy sencilla de hacer que tu baño huela bien es usar jabones aromáticos, además es una manera natural de conseguir que sea un lugar limpio y agradable. También puedes optar por algo parecido a las cerillas: encender unas velas aromáticas cuando vayas a tomar un baño.

10. Mal olor en el inodoro

Si el mal olor del baño procede del inodoro, de nuevo recurriremos al producto estrella: el bicarbonato de sodio mezclado esta vez con sal gorda y agua hirviendo. Es tan sencillo como verter esta mezcla en el interior del váter y dejarlo actuar alrededor de seis horas. En unos días conseguirás eliminar el mal olor del inodoro.

También te puede interesar...