Con la llegada del verano y el calor en España, las cucarachas se convierten en uno de los problemas más molestos que podemos tener en casa. Si nos vamos de vacaciones, al volver podemos encontrarnos con toda una plaga, lo que hará que sea mucho más difícil eliminarlas. Es por eso que debemos prevenir y tener en cuenta algunos remedios caseros para eliminar a las cucarachas.

Tipos de cucarachas

Se estima que, en la actualidad, hay unas 4.500 especies de cucarachas en todo el mundo. Sin embargo, hay tres tipos de cucarachas que son las más habituales que podemos encontrar en un piso: la cucaracha negra u oriental, la cucaracha alemana o rubia y la cucaracha americana.

1. La cucaracha negra

La cucaracha negra mide entre 2 y 4 centímetros y es de color negro en la parte dorsal y rojizo en la ventral. Tiene además unas antenas largas, unas patas de color rojizo y alas no funcionales. Suele vivir en ambientes oscuros, húmedos y fríos, de ahí que aparezca en la red del alcantarillado, sótanos y desagües.

Cucaracha negra

2. La cucaracha alemana o rubia

Esta cucaracha mide entre 1,3 y 1,5 centímetros y es de color amarillo/marrón parduzco (de ahí su nombre). Tiene dos líneas paralelas de un color más oscuro que van desde el final de la cabeza al final de las alas. Suele vivir en lugares húmedos, cálidos y oscuros, por lo que aparece sobre todo en la cocina o el baño de casa.

Cucaracha rubia

3. La cucaracha americana o roja

De color marrón rojizo, puede medir entre 3,4 y 5,3 centímetros. Tanto la hembra como el macho pueden volar, aunque no lo hacen siempre. Presenta antenas de color marrón y una banda marrón pálido en el segmento delantero del tórax. Suele vivir en zonas húmedas, oscuras y cálidas, de ahí que pueda verse tanto en casa como en la calle.

Cucaracha roja

Remedios caseros para acabar con las cucarachas

Hay remedios caseros que son muy fáciles de preparar y resultan muy efectivos para acabar con las cucarachas en casa. Muchos de los ingredientes que se necesitan los tenemos y no resultan difíciles de encontrar. En unos minutos, tendremos preparada una solución que nos puede servir como mata cucarachas. Todo dependerá del número de insectos de este tipo que tengamos en casa para aplicar un remedio u otro.

1. Bicarbonato de sodio y azúcar

El bicarbonato de sodio y el azúcar es una buena mezcla para acabar con las cucarachas en casa. El olor a azúcar atraerá a estos insectos sin que se percaten del bicarbonato de sodio. Una vez que se hayan alimentado y vayan a beber agua, la reacción que se producirá en el estómago les provocará la muerte.

Podemos mezclar bicarbonato de sodio y azúcar a partes iguales y colocar la mezcla en aquellos lugares en donde hayamos visto cucarachas. Junto a esta mezcla, podemos dejar un poco de agua para que los insectos beban a medida que se alimentan. Al poco de beber, las cucarachas morirán.

2. Ácido bórico

Una mezcla de tres cucharadas de ácido bórico, tres cucharadas de harina y una cucharada de aceite de oliva es una solución mata cucarachas perfecta. Todo esto se mezcla en un vaso hasta conseguir una pasta homogénea. Luego con esta masa se forman pequeñas bolas a modo de monedas y se colocan por toda la casa.

El olor de estas bolas atraerá a las cucarachas. Al probarlas, el efecto del ácido bórico será inmediato y las cucarachas morirán.

3. Hierba gatera o hierba de los gatos

Cualquier persona que tenga un gato en casa usará hierba gatera. Si no es así, se puede comprar fácilmente ya que es un excelente remedio mata cucarachas. Además de ser muy efectivo es muy fácil de usar y de preparar.

Tan solo hay que hervir un litro de agua y colocar en ella hierba gatera dejando en ebullición unos 10 minutos. Una vez que hierva, apagamos el fuego y dejamos que la solución se enfríe. Por último, vertemos la mezcla en un spray dosificador y pulverizamos las zonas en las que haya cucarachas en casa para acabar con ellas.

4. Los aceites esenciales

El fuerte olor de los aceites esenciales actúa como un repelente para las cucarachas. Los olores que menos les gustan a estos insectos son la lavanda, la menta, el eucalipto y el árbol del té.

Solo debemos aplicar cualquiera de los aceites anteriores a un trozo de algodón y frotar aquellas zonas en las que aparecen las cucarachas. Otra opción es mezclar unas 15 gotas de aceite esencial en agua y verter la mezcla en un spray dosificador. Con él podemos empezar a rociar todos los lugares en donde haya cucarachas.

Otros remedios caseros mata cucarachas

Una solución hecha de agua y jabón de Marsella en un recipiente con aerosol es perfecta para acabar con las cucarachas. Con ella, podemos vaporizar las esquinas o los lugares en los que hayamos visto estos insectos. También se pueden mezclar tres partes de agua y una de vinagre y pulverizar con ella las esquinas y rincones.

Los olores del laurel, el romero, el ajo y los productos cítricos también funcionan como repelentes para las cucarachas. El ajo, por ejemplo, se puede pelar y repartir los dientes por los lugares y rincones en los que aparezcan las cucarachas. El olor las repelerá y las obligará a no salir.

También te puede interesar...