El pulgón es una de las plagas que sufren las plantas y consiste en unos insectos pequeños que se alimentan de la savia de los tallos y las hojas. Esto hace que los vegetales enfermen y puede llegar matarlos. Además, existen varios tipos de pulgones en las plantas: pulgón negro, verde, amarillo, pulgón blanco y rojo.

Puedes encontrar en el mercado productos específicos para eliminarlo, sin embargo, existen soluciones naturales como el vinagre para el pulgón. Estos te ayudarán a deshacerte de esta plaga y devolverles la salud a tus plantas. Toma nota, te mostramos algunos elementos naturales que puedes tener en tu casa.

Remedios caseros para combatir el pulgón

1. Ajo

Este producto es una solución natural para eliminar el pulgón negro, verde y blanco de forma eficaz. Es muy simple ya que solo necesitas ajo, uno de los mejores insecticidas naturales, además tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas o antifúngicas. Pero no solo te ayuda a combatir, sino también a prevenir diversas plagas en tus plantas como los pulgones, infecciones bacterianas y hongos.

La mejor manera de utilizar este remedio natural es haciendo una infusión de ajo de la siguiente manera:

  1. Prepara 4 o 5 dientes de ajo y un litro de agua, corta los ajos en trozos muy pequeños y aplástalos un poco. Pon el agua en una olla y añade el ajo, tapándolo con un trapo de algodón para dejarlo en reposo durante 24 horas.

  2. Después de este tiempo, destapa la olla y ponla a fuego lento para que hierva durante 20 minutos. Retira la olla del fuego, deja que se enfríe y cuela la infusión, agregando el líquido a una botella con spray.

  3. Cuando esté fría, ya puedes pulverizar la infusión de ajo sobre tus plantas para eliminar el pulgón blanco, negro o verde. 

Úsalo durante 5 días como máximo, no conviene usarlo más días seguidos sobre todo en las plantas más sensibles. Y mejor utilizarlo cuando el sol no les da de forma directa para no dañar la planta.

2. Vinagre

El olor y el ácido acético son dos razones que convierten al vinagre en un remedio casero muy eficaz contra los pulgones. No obstante, el vinagre para el pulgón en las plantas actúa como un repelente, por lo que se utiliza más para prevenir que para combatir. Aun así, úsalo una vez al día durante varios días seguidos y lograrás acabar con la plaga de pulgón. Aunque no matará a estos insectos, pero sí hará que se vayan a otra planta.

Para elaborar este potente repelente, mezcla 1 litro de vinagre de vino en 10 litros de agua. Puedes seguir esta proporción y elaborar más o menos cantidad según el tamaño y la cantidad de plantas que tengas. Rocía todas las plantas cuando no les dé el sol, evitarás el pulgón blanco y todos los demás.

3. Ortigas

Las ortigas verdes o blancas desprenden un aroma y unas sustancias que son perfectas para eliminar el pulgón negro, blanco, amarillo, rojo y verde. Además, la manera de prepararlas es muy sencilla. 

Toma un amplio manojo de ortigas con unos guantes para evitar la urticaria y prepara entre 1,5 y 2 litros de agua. Debes dejar las ortigas en remojo durante un día tapadas para que maceren. Pasado este tiempo, cuela el líquido y viértelo en botellas de spray para pulverizar. Por último, rocía este líquido de ortiga sobre todas tus plantas y comprobarás que el pulgón desaparece de forma rápida y eficaz.

4. Tabaco

Quizás te cueste creerlo, pero uno de los mejores remedios caseros para combatir el pulgón de rosales, plantas de huerto, frutales u otro tipo de árbol es el pesticida de tabaco. ¿La razón? Contiene sustancias tóxicas, como la nicotina, que también son perjudiciales para estos insectos. Por este motivo, si lo usas de forma concentrada en el agua te servirá como plaguicida de los pulgones más comunes, que son el verde, el pulgón blanco y el negro. Sin embargo, también será efectivo con los menos habituales, es decir, el pulgón amarillo y el rojo.

Para disfrutar de sus beneficios solo tienes que añadir tabaco en agua para que libere las sustancias durante el máximo tiempo posible. Después, fíltralo y colócalo en un pulverizador para rociarlo por todas tus plantas. Hazlo cuando no les dé el sol para no quemarlas y no conviene utilizarlo más de 15 días seguidos.

5. Jabón

Pulgón negro, amarillo, rojo, verde o pulgón blanco, sea cual sea el tipo que tengan tus plantas, el jabón es uno de los mejores remedios caseros contra esta plaga. Por ejemplo, puedes usar jabón de lavar los platos, es muy efectivo, pero debes usarlo bien para no dañar la planta.

El lavavajillas no solo es efectivo contra el pulgón negro o verde, que son los más habituales, sino también sobre la mosca blanca. Además, es el único producto que puede acabar con la cochinilla algodonosa, una de las plagas más persistentes. Otro jabón que puedes emplear contra el pulgón es el de potasa. Este remedio casero consiste en realizar una mezcla con agua y un poco de lavavajillas a mano, no del que usamos para la máquina. A continuación, rocía tus plantas con esta mezcla y podrás comprobar cómo el pulgón se va separando de las plantas sin ningún problema.

Tus plantas y jardín quedarán libres de molestas plagas con todos estos remedios naturales tan efectivos. Además, recuerda que no solo las eliminarás, sino que también estarás protegiéndolas y previniendo que aparezcan estos dañinos insectos. ¿A qué esperas para probarlas?

También te puede interesar...