Los cambios bruscos de temperatura son la causa de muchos resfriados, la gripe y los procesos alérgicos que no terminan hasta la llegada del buen tiempo. Ello conlleva acumulaciones de moscos en la garganta, sobre todo si se padece de rinitis o sinusitis. Por suerte, podemos ayudarte a mejorar y prevenir estas complicaciones. Si no, podrían tener como consecuencia riesgos para la salud, por ejemplo ciertas infecciones como neumonía, bronquitis o bajo nivel de oxígeno en sangre.

Consejos para eliminar la mucosidad

Quizás lo desconozcas, pero existe la fisioterapia respiratoria que te enseña a toser y mover las secreciones para eliminarlas y optimizar tu oxigenación. Además, puedes seguir estos consejos para ayudarte en esta tarea.

  • Humidifica el ambiente para que tus secreciones se ablanden y te cueste menos expulsarlas.

  • Bebe mucho líquido, también te ayudará a expulsar las flemas.

  • Puedes utilizar gotas naturales, como el agua de mar, para limpiar las vías nasales y respirar mejor. No utilices inhaladores de farmacia sin prescripción médica, suelen contener vasoconstrictores que pueden generar adicción y tener un efecto rebote.

  • Haciendo vahos con agua y sal abrirás las vías altas y podrás despejar la mucosidad.

  • Ventila tu casa o lugar de trabajo para limpiar el aire cargado, por lo menos, durante cinco minutos al día.

  • Respirar aire limpio y fresco de la calle, aunque haga frío, es fundamental para ayudar a la tos con mocos.

  • Duerme con la cabeza un poco erguida, con dos almohadas o una toalla debajo de esta.

  • Tose fuerte para despegar la mucosidad, de lo contrario toserás el doble y no es muy recomendable, sobre todo si padeces de faringitis crónica.

  • Evita el humo de tabaco, pues te hará toser tanto si estás resfriado como si no.

  • Antes de tomar un jarabe descongestionante o antitusivo consulta con tu médico o farmacéutico. De esta manera, evitarás reacciones alérgicas o problemas mayores.

Remedios caseros para eliminar la tos con mocos

  1. Las infusiones de jengibre y cardamomo serán un gran aliado contra los mocos en la garganta, pues es antiinflamatorio y descongestionante.

  2. Los vahos de eucalipto con agua hirviendo y sal abren las vías respiratorias, ya que es una planta con efecto balsámico.

  3. El ajo y la cebolla son buenos para múltiples afecciones, incluida la tos con mocos. Son antibacterianas y refuerzan las defensas, además de contribuir a deshacer la mucosidad y reducir la tos.

  4. La infusión de tomillo también es expectorante además de un buen diurético.

  5. Puedes colocar compresas tibias en tu rostro, en la zona de los pómulos y los senos nasales. El calor actúa como dilatador y abre las vías respiratorias para que la mucosidad pueda salir sin problemas.

  6. Un jarabe casero a base higos secos, cebolla en trozos y un limón puede ser beneficioso para eliminar la tos con mocos. Pon todos los ingredientes a fuego lento hasta reducir el agua a la mitad, cuela el resto de agua, añade miel y guárdalo en la nevera. Puedes tomarlo hasta 3 veces al día.

  7. La limpieza nasal yóguica. Puede que no hayas oído hablar de ella, pero es muy efectiva. Para realizar estos lavados existen una especie de cuernos de lavado o una clase de tetera o Lota que debemos llenar con agua y sal.

Inclinando la cabeza hacia un lado, introduce el extremo de la lota en la nariz más elevada y vierte agua. El líquido saldrá por el otro orificio de la nariz, repitiendo la operación hacia el otro lado.

Cómo eliminar las flemas de forma natural

Los mocos en la garganta son muy molestos, incluso pueden provocar faringitis crónica si tenemos algún tipo de alergia. Para facilitar su expulsión, debes hidratar las flemas para que no causen irritación a la hora de toser ni se queden pegadas en las paredes de la garganta. Estos métodos te ayudarán a eliminarlas.

  • Realizar gárgaras con agua y sal alivia la irritación de garganta, generando un alivio rápido. Puedes usar este método hasta 3 o 4 veces al día.

  • El aceite esencial de eucalipto es una manera natural de eliminar los mocos de la garganta y los pulmones. Ello es debido a que abre las vías respiratorias y alivia la irritación. Además, es muy sencillo de utilizar: mezcla 1 o 2 gotas de este aceite con una cucharadita de aceite de coco u otro aceite vegetal y extiéndelo por el pecho.

  • Tomar té con miel y limón es una buena manera de eliminar los mocos de la garganta. El limón rompe las moléculas de los mocos, lo vuelve más líquidos y, por lo tanto, facilitará su expulsión. La miel crea una capa protectora en la garganta reduciendo la irritación, algo fundamental en casos de faringitis crónica. Por último, el té alivia la sensación de que tenemos algo atascado en la garganta.

  • También puedes elaborar diferentes recetas de jarabes con plantas medicinales como la altea o malvavisco, el berro o el gordolobo. Mezclándolas con miel, propóleo o anís conseguirás unos jarabes muy adecuados para ayudarte a eliminar la tos con mocos.

  • Bebe mucha agua, algo que es necesario tanto si estás acatarrado como si no. Al hidratar las flemas, estas podrán ser secretadas de manera más eficiente con la tos.

Si las flemas acumuladas en la garganta no mejoran pasados 3 días, es momento de visitar a tu médico para comprobar si existe algún problema que deba ser tratado con medicación específica.

También te puede interesar...