Con la llegada del calor, nada nos apetece más que descubrir los pies y lucir nuestras sandalias preferidas. Sin embargo, es inevitable que, debido a varios factores, entre ellos el propio calor o el material del calzado, adquieran un olor poco agradable. No te preocupes, en este artículo te mostramos cómo quitar el mal olor de las sandalias.

Puedes lograrlo de forma sencilla con algunos remedios caseros a base de ingredientes naturales, como el talco, la arcilla, el bicarbonato o algunos aceites esenciales. Descubre cómo eliminar el mal olor de tus sandalias, te mostramos las mejores opciones.

Trucos para eliminar el mal olor de tus sandalias

No hay ninguna duda de que las sandalias son un calzado muy bonito y cómodo que nos permite tener los pies fresquitos en las épocas de calor. No obstante, a pesar de que nos posibilitan tener los pies ventilados, el calor abundante también puede causar un exceso de humedad y olor.

Además, la combinación de algunos materiales de las sandalias, junto con el sudor y las bacterias de los pies, dan como resultado el mal olor. De hecho, si no le ponemos remedio, ese olor no desaparecerá y será cada vez más evidente al llevar los pies descubiertos.

Estas son algunas soluciones caseras que nos pueden ayudar a eliminar el mal olor del calzado. Solo tienes que usarlos al quitarte las sandalias y, cuando vuelvas a ponértelas, estarán perfectas.

1. Arcilla blanca

La arcilla blanca es un producto natural que tiene la capacidad de absorber las toxinas, lo que la convierte en una solución excelente a nivel tópico. Además, su similitud con los polvos de talco facilita su aplicación.

También podemos añadirle aceites esenciales para darle un aroma específico, como por ejemplo el de lavanda, de romero o de limón. Para ello, solo tenemos que aplicar un poco de esta mezcla en la suela de las sandalias cuando nos las quitemos.

También podemos aplicar la arcilla en la planta del pie cuando vayamos a usarlas para quitar el mal olor de las sandalias de cuero. De hecho, con esta arcilla también podemos hacernos tratamientos para los pies del mismo modo que haríamos en nuestro rostro. Así contribuimos a eliminar toxinas y combatir el mal olor de raíz.

2. Bolsitas de menta

Si tienes en casa infusiones de té, menta poleo o similares, si dejas secar las bolsitas ya usadas tendrás a tu alcance un sencillo y económico desodorante natural. Estas bolsitas se pueden utilizar para la nevera, los armarios, el coche y también para tus sandalias.

Es tan sencillo como dejar secar la bolsita de la infusión cuando te la hayas tomado. Además, para potenciar su agradable aroma, puedes impregnarlas con algunas gotas de aceite esencial de menta. Cuando veas que pierden el olor, puedes añadirles un poco más para quitar el mal olor de las sandalias.

3. Bicarbonato de sodio

Uno de los remedios más antiguos y eficaces que se conocen para eliminar el mal olor de las sandalias, y de cualquier otro tipo de calzado, es el bicarbonato de sodio. Este producto es absorbente, fungicida y alcalinizante, por lo que también es muy efectivo para ayudarnos con la limpieza en el hogar.

Puedes combinarlo con otros ingredientes como, por ejemplo, las peladuras de los cítricos, pues son ricas en esencias naturales y aportan un delicioso olor a limpio y fresco. Para ello, pela diferentes frutas cítricas, como limón, naranja, mandarina o pomelo a tiras finas e introdúcelas en un bote con bicarbonato de sodio.

Mejor no trocearlas demasiado, y deja que el bicarbonato se impregne bien con las peladuras durante unos días. Por último, pon un poco de esta mezcla en la suela interior durante la noche para quitar el mal olor de las sandalias de cuero o de cualquier otro material.

Consejos para quitar el mal olor de las sandalias

  • El bicarbonato de sodio, como hemos dicho, tiene una gran capacidad para eliminar el mal olor, por lo que te resultará muy útil para quitar el mal olor de las sandalias de cuero ya que no puedes lavarlas en la lavadora. Puedes espolvorearlo sobre las plantas de las sandalias y dejarlo actuar durante 30 minutos, después frota con un cepillo suave y elimina los restos. El olor habrá desaparecido, pudiendo recurrir a este truco las veces que sea necesario.

  • Otro consejo para eliminar el mal olor de las sandalias es impregnarlas con suavizante y guardarlas en una bolsa durante 12 horas. Pasado este tiempo, enjuágalas con un trapo húmedo y déjalas secar al sol, de lo contrario, pueden volver los malos olores.

  • Si es posible, coloca unas plantillas antiolor, además algunas son antibacterianas y fungicidas.

  • Puedes utilizar polvos de talco del mismo modo que el bicarbonato, muy útil sobre todo para quitar el mal olor de las sandalias de cuero. Además, por su capacidad de absorber la humedad y sus beneficios para la piel, no será necesario frotar con el cepillo para eliminar los restos.

  • Procura tener siempre los pies limpios, incluso puedes utilizar un desodorante específico para esta zona.

  • Deja el calzado en una zona ventilada y seca.

  • Compra tus sandalias de materiales naturales y que tengan una buena transpiración.

  • Si piensas que el mal olor de pies puede estar generado por una infección, visita a tu podólogo.

  • La dieta también influye en el olor corporal. Aumenta el consumo de frutas y verduras crudas y bebe dos litros de agua al día como mínimo.

Como habrás podido comprobar, quitar el mal olor de las sandalias es posible. Utiliza las soluciones que te hemos mostrado y tus pies jamás volverán a tener ese olor desagradable. ¿A qué esperas para probar estos trucos?

También te puede interesar...